Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:AUTOMOVILISMO | GRAN PREMIO DE BRASIL DE FÓRMULA 1

La FIA da ganador a Fisichella

El podio del GP de Brasil de F-1 no deja de sufrir movimientos. Ya en la carrera, y por primera vez en la historia, uno de los cajones quedó vacio, el del tercero, el accidentado Fernando Alonso. Cinco días después, ese podio ha dado un vuelco. El ganador ya no es el finlandés Kimi Raikkonen, sino el italiano Giancarlo Fisichella, segundo entonces, tras la rectificación de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

La confusión reinante durante la carrera, y más en el momento de su suspensión, fue mayúscula. Corría la vuelta 55 cuando el australiano Mark Webber sufrió un accidente y, al instante, Alonso estrelló su Renault contra una rueda que quedó en la pista. Se pensaba que la bandera roja apareció con el trompazo del australiano, no el del español. La diferencia entre una opción u otra era importantísima. Cuando Webber se estrelló, Fisichella y Raikkonen aún estaban en la vuelta 55. El reglamento indica que, suspendida una carrera, el orden es el del penúltimo paso por la meta, en ese caso el de la 53, momento en el que Raikkonen era primero y Fisichella segundo. Sin embargo, la bandera roja ondeó no cuando Webber sufrió el accidente, sino cuando lo padeció Alonso. En ese instante Fisichella ya había iniciado la 56, con lo que había que computar el 54º paso por la meta. Y ahí, sí, el primero era el italiano, que había adelantado a Raikkonen. Lo que no varió fue el tercer puesto de Alonso.

Es la primera vez que la FIA modifica la clasificación sin que exista reclamación, pues Jordan, el equipo de Fisichella, aceptó la primera decisión de los jueces a favor de Raikkonen, del McLaren.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de abril de 2003