CEAR alerta de la falta de pisos para inmigrantes que trabajen en hostelería en zonas turísticas

El problema ante la próxima campaña turística, más que la falta de mano de obra, es la carencia de alojamiento para los inmigrantes interesados en ocupar las plazas en los negocios hosteleros, ante la saturación y los elevados precios de los pisos en los principales destinos turísticos de la costa valenciana. Así lo señaló ayer a este diario Ana Belenguer, responsable de empleo y formación de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) en Valencia, a partir de los contactos que ha mantenido con representantes hosteleros de Cullera, de Gandia, de la comarca de la Marina o de zonas de l'Horta.

Belenguer transmitió ayer la preocupación que le han manifestado hosteleros que, como en Cullera, incluso han llegado a apuntar que pueden verse en la situación de cerrar establecimientos por la falta de trabajadores. "Los trabajadores no pueden pagar las cifras que se piden por ocupar pisos en localidades como Gandia, Cullera, Dénia o Xàbia", comentó. Desde CEAR se apeló a los ayuntamientos, "que son quienes quieren ofrecer un buen servicio a los turistas que acuden a sus municipios" para que habiliten estancias con las mejores condiciones de habitabilidad, destinadas a alojar a los trabajadores. Belenguer también señaló que no faltará mano de obra ya que, si bien los trabajadores españoles no cubrirán todos los puestos de trabajo hosteleros que se soliciten, esta demanda podrá ser cubierta por trabajadores extranjeros. Así, apuntó que sólo en la bolsa de trabajo de CEAR hay medio millar de personas que cuentan con su documentación en regla y con experiencia ya sea como ayudante de concina, cocinero o camarero. Además, comentó las críticas vertidas por empresarios ante la negativa de la Delegación del Gobierno de Valencia a regularizar a inmigrantes sin papeles para trabajar en el sector turístico, una fórmula que agilizaría la integración laboral de este sector.

Por otra parte, la vicepresidenta del Bloc, Pepa Chesa, propuso ayer al Gobierno valenciano que incluya a las asociaciones de atención a los inmigrantes en el diseño de las políticas de atención a este colectivo y el posterior desarrollo de estos programas. Según Pepa Chesa, la situación actual "es insostenible, puesto que en demasiadas ocasiones se actúa de espaldas a los mismos colectivos de inmigrantes". Chesa realizó estas declaraciones tras participar en la mesa redonda de la I Jornada sobre el Codesarrollo de los Centros en la Periferia celebrada en a la Universidad Politécnica de Valencia (UPV).

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 07 de abril de 2003.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50