Reportaje:GUERRA EN IRAK | Los medios en EE UU

Oliver North vuelve a la guerra

Algunas cadenas estadounidenses de radio y televisión informan con fervor patriótico del desarrollo del conflicto

Los franceses son "unos imbéciles que nos apuñalan en la espalda"; Hans Blix, un "llorica pusilánime" y con la gente de izquierdas hay que tener cuidado "porque son una panda de propagandistas que odian a EE UU". Por eso, la cadena de radio WABC, la más oída de Nueva York, ha decidido no volver a dar entrada en antena a los oyentes que llaman en contra de la guerra. Un condenado por el caso Irán-Contra, Oliver North, es el enviado especial a Irak de la ultraderechista Fox News.

Con la guerra en marcha, las cadenas de radio y televisión estadounidenses flirtean con el patriotismo. Pero algunas están entregadas al fervor militar. "Se acabó decir que este ataque es ilegal o que no está justificado. Esa propaganda os la lleváis a otro sitio, pero nunca más en mi programa". Así terminó Rush Limbaugh la conversación con un oyente que cuestionaba la legitimidad de la invasión, el último oyente "de izquierdas" al que se escuchará en su emisora.

Más información

Si en una guerra la información es la primera víctima, en este conflicto lo es por exceso y defecto. La tropa de periodistas conservadores que dominan la radio y buena parte de la televisión ha convertido los progresos militares en una epopeya. Las nuevas tecnologías que retransmiten en directo el avance de las tropas dan al espectador la falsa creencia de estar asistiendo a lo que realmente está pasando, pero sólo se ve lo que el Pentágono quiere que se vea.

A diferencia de lo que ocurrió en la primera guerra del Golfo, no ha habido cobertura ininterrumpida en las cuatro grandes cadenas, a pesar de que, según estimaciones de Goldman Sachs, van a pagar una factura de hasta 20 millones de dólares por cada día de guerra. Han hecho horas en directo pero en su mayoría han respetado el prime-time cuando llega la noche. El miércoles, el primer día de guerra, la Fox puso el entretenimiento por encima de la información y optó por emitir la Operación Triunfo estadounidense. Sobra decir que fue líder de audiencia, lo cual ofrece un motivo más para la reflexión.

La filial informativa de esa cadena, Fox News, es otra historia. Se siente tan orgullosa de su carácter ultraconservador que los presentadores de los informativos no se refieren a Sadam Husein por su nombre, sino como "el carnicero de Bagdad". En nómina tienen a Oliver North, condenado por el escándalo del Irán-Contra y ahora enviado especial a Irak. Se muestra encantado de estar entre militares y, al menos, reconoce que sus crónicas "no son profesionales, ni objetivas, ni mierdas de ésas. Me encanta estar con los marines".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de marzo de 2003.

Lo más visto en...

Top 50