Ibarretxe anuncia en la Cámara vasca que habrá consulta de soberanía aun sin permiso de las Cortes

El 'lehendakari' admite que su plan necesita una mayoría parlamentaria que ahora no tiene

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, oficializó ayer por primera vez en sede parlamentaria su intención de someter a consulta popular su plan sobre la libre asociación de Euskadi al Estado español, haya o no acuerdo y autorización de las Cortes, que establece como necesarios el artículo 46 del Estatuto de Gernika. Ibarretxe dijo que el contenido de su plan debe ser refrendado primero en el Parlamento vasco por una mayoría absoluta que ahora no tienen los partidos de su Gobierno.

El lehendakari oficializó ayer ante el Parlamento vasco su determinación de someter su plan de libre asociación a consulta popular cuente o no con autorización de las Cortes para ello.

Ibarretxe evitó usar la palabra referéndum y reconoció que si la consulta se llevara a cabo sin el aval de las Cortes carecería de valor jurídico. Es decir, su plan sería papel mojado, ya que no podría incorporarse al ordenamiento jurídico. Conservaría, por contra, toda su validez política: "Será el reflejo de lo que piensan y quieren en estos momentos los ciudadanos vascos con la importancia que eso tiene ante Euskadi, España, Europa y la comunidad internacional".

Ibarretxe respondía a una interpelación del PSE-EE, que le pidió aclaraciones sobre las manifestaciones, contradictorias a juicio de su portavoz, Rodolfo Ares, realizadas tanto por él mismo como por distintas voces de los partidos del Gobierno vasco. Ares quería concreciones sobre el calendario y las mayorías necesarias tanto en el Parlamento vasco como en la posterior consulta popular. "Ponga orden en este gallinero", le pidió, después de citar declaraciones de dirigentes del PNV y EA anunciando para este año la consulta, y del presidente de la ejecutiva peneuvista, Xabier Arzalluz, afirmando que no es necesaria la ausencia de violencia para su celebración.

Ares le preguntó tres cosas concretas: ¿Convocará la consulta aunque su plan no tenga mayoría absoluta en el Parlamento vasco? ¿Lo hará aun sin el acuerdo de las Cortes? ¿Qué mayoría cree suficiente para la consulta popular? Ibarretxe sólo contestó nítidamente a la segunda de ellas: sí habrá consulta, aunque las Cortes se opongan.

No aclaró, por contra, si la hará aunque su plan no logre el aval del Parlamento vasco, aunque de sus palabras de ayer podría deducirse que no. El segundo plazo (el primero es el que está ya corriendo desde que presentó su plan) "quedará marcado en esta Cámara, porque esa segunda fase debe concluirse aquí y con una mayoría absoluta que, por cierto, no tenemos entre los tres partidos que sostenemos al Gobierno", reconoció Ibarretxe en lo que podría interpretarse como la admisión de que el proceso no puede concluir en esta legislatura. En otras ocasiones, por el contrario, ha dicho que recurrirá a la sociedad tanto para validar un hipotético consenso como para que opine sobre el disenso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Vendría después la tercera fase, añadió: negociación con el Gobierno de Madrid y consulta. Pero tampoco aclaró qué mayoría considera suficiente en esa consulta popular. Se limitó a ofrecer a los socialistas negociar ese extremo. Ares sí precisó. Para el PSE esa mayoría tiene que ser al menos la que avaló el Estatuto de Gernika, aprobado en 1979 con el 90% de voto afirmativo. Ibarretxe presentará en otoño el texto articulado -para el que ha recibido 35.000 "aportaciones"- y dijo que ése es el único plazo que depende íntegramente de él y su Gobierno.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS