Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:COMUNICACIÓN

Telefónica pone en venta Antena 3 y Onda Cero

Planeta, Recoletos y Correo toman posiciones ante el anuncio de la operadora de desprenderse de su conglomerado mediático

El conglomerado mediático de Admira está en venta. La filial de medios de Telefónica, que controla la gestión de la cadena de televisión Antena 3 y la emisora de radio Onda Cero, cambiará de manos en menos de un año. La reforma audiovisual introducida por el Gobierno en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado impide a un mismo accionista estar presente simultáneamente en dos cadenas de televisión. Telefónica, con el 59,2% de Antena 3, es también socio de Canal + como consecuencia de la integración de Vía Digital y Sogecable (propietaria de Canal + y de Canal Satélite Digital).

Para desprenderse de su participación en Antena 3, Telefónica ha anunciado el reparto de un 30% de las acciones de la cadena entre sus accionistas en forma de dividendo extraordinario. Para el restante 29,2%, la operadora podría decantarse por sacarlo a Bolsa o intentar venderlo. Aspirantes a la compra no faltan, aunque todos sostienen que la entrada en la cadena privada de televisión no será posible sin el visto bueno del Gobierno.

El grupo Planeta, de la mano de la compañía italiana DeAgostini, es el candidato mejor situado para hacerse con ese paquete. El grupo editor catalán que encabeza José Manuel Lara no niega su interés por entrar en Antena 3. Planeta salió de Tele 5 en 2001, tras la venta del 10% de la cadena gestionada por Mediaset al fondo de inversión holandés ICE Finance. Por ese porcentaje recibió alrededor de 60.000 millones de pesetas (360 millones de euros), que ahora podrían ser invertidos en la cadena de la competencia.

Desde entonces, Planeta emprendió una política de diversificación en medios de comunicación. Entró en la Cope, se alineó junto a Auna para poner en marcha la fallida plataforma de televisión digital terrestre Quiero y contribuyó al lanzamiento de La Razón. Con DeAgostini lanzó su propia fábrica de contenidos audiovisuales, y fichó a Maurizio Carlotti, ex consejero delegado de Tele 5.

Planeta entraría en la puja de Antena 3 sólo o en compañía de operadores extranjeros (Televisa, Cisneros). Pero otros grupos españoles (Recoletos, Correo) optan también al reparto.

Tras la venta del 30% de su participación de Unedisa (editora de El Mundo) Recoletos cuenta con una tesorería superior a los 320 millones de euros. Estos recursos se destinarán a proyectos empresariales que le permitan "un rápido crecimiento", según el presidente del grupo, Jaime Castellanos, quien no rechazó esta semana la posibilidad de entrar en Antena 3. Castellanos supeditó cualquier operación al anuncio de venta por parte de Admira. Su hipotética entrada provocaría la salida en Veo TV, cadena de televisión terrestre en abierto que lidera (con un 28%) junto a Unedisa.

Recoletos, editor del diario deportivo Marca y del económico Expansión, tampoco renuncia a estar presente en el ámbito de la información general. Una de las opciones que baraja el grupo es transformar Expansión en un periódico con contenidos más amplios que los estrictamente económicos y financieros.

El grupo Correo (editor de Abc y dueño del 13% de Tele 5) quiere también participar en el reparto de Admira. A finales de año incrementó sus arcas en 276 millones de euros tras la venta de una parte de sus acciones (el 12%) en Tele 5 al gigante italiano Mediaset, controlado por Silvio Berlusconi. Los directivos de Correo han expresado reiteradamente su interés por contar con una cadena de radio que contribuya a consolidar su multimedia. Desengañados tras su paso por la Cope ("los obispos no son empresarios; hablan otro lenguaje, no han querido abrir la gestión a un grupo empresarial", confiesa un directivo del grupo vasco), entienden que la radio de Admira tiene "graves defectos de gestión".

Ejercicio en pérdidas

Tanto Onda Cero como Antena 3 han cubierto 2002 con importantes pérdidas económicas. Sus gestores han declarado 30 millones de euros, pero fuentes de Telefónica aseguran que la cifra anunciada se recortó notablemente respecto a la real ante las presiones del grupo alemán Bertelsmann, propietario del 17,2% a través de RTL. Las pérdidas de Antena 3 contrastan con los beneficios de Tele 5, que este año rondarán los 80 millones.

Antena 3 experimentó en 2002 la caída de ingresos publicitarios más fuerte entre las televisiones de cobertura nacional, según datos de InfoAdex. Pasó de 571 millones de euros a 547 (un 4,2% menos). La rebaja en la recaudación fue paralela a la caída de su audiencia.

Atípico reparto de dividendo

Por primera vez en su historia, Antena 3 repartió el año pasado dividendos entre sus accionistas. En total, 20 millones de euros (0,12 euros por cada título) de los 48 millones de beneficio neto obtenido durante el ejercicio de 2001.

Los malos resultados económicos de 2002, con una pérdidas de 30 millones de euros, han dado un vuelco en la política retributiva. Para compensar a sus accionistas, Telefónica ha optado este año por repartir parte de las acciones de la emisora privada.

Fruto de este "dividendo en especie", la operadora regalará a sus accionistas el 30% del capital de Antena 3 a razón de un título de la cadena por cada 100 de Telefónica. El valor en libro de este porcentaje asciende a 420 millones de pesetas. La operación, que supone desprenderse de 50 millones de acciones de Antena 3, deberá ser ratificada en la junta de accionistas prevista para el próximo 11 de abril.

Telefónica conservará el 29,2% de la cadena. Antes del 29 de noviembre, este porcentaje podría colocarse en Bolsa a través de la oferta pública de venta (OPV) si finalmente recibe la correspondiente autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de marzo de 2003

Más información