_
_
_
_
_

Camps celebra la confianza industrial pero la alarma cunde en varios sectores

Francisco Camps, candidato del PP a la presidencia de la Generalitat, desestimó ayer en Alicante cualquier repercusión de un conflicto bélico en el Golfo Pérsico sobre la economía valenciana: "Todos los sectores industriales dicen que miran al futuro con absoluta tranquilidad y absoluta confianza".

Vicente Rambla, consejero de Economía, fue algo más cauto que el candidato de su partido. Durante una visita a Castellón, Rambla comentó: "La actual situación del sector cerámico no es por falta de competitividad, sino por la actual incertidumbre económica, por lo que volverá a recuperar los ritmos de crecimiento cuando mejore la coyuntura internacional".

La "incertidumbre" es el eufemismo más extendido para aludir a una posible guerra en Irak, cuya probabilidad parece crecer por momentos, y el sector cerámico mantiene un notable dinamismo a pesar del recorte registrado en sus ritmos de crecimiento a partir de los atentados del 11-S en Nueva York. Pero para otros sectores, la "incertidumbre" se manifiesta a las claras.

Más información
El PP retrasa sus listas por la incertidumbre electoral que genera la próxima guerra

Es el caso de los 113 industriales del calzado alicantino que han participado en la 95 edición de la Feria GDS, en Dusseldorf (Alemania) durante el pasado fin de semana. Los productores alicantinos han podido constatar certezas como una reducción de visitantes próxima al 50%. "Es el resultado más flojo de las últimas ferias celebradas en Alemania", afirmó ayer el presidente de la patronal del Medio Vinalopó, Luis Sanchis.

La feria alemana, la más importante del mundo para el sector, congregó a 300 expositores menos respecto a la última edición. No acudieron profesionales ni de los países árabes ni estadodunidenses. Según las primeras estimaciones, el volumen de negocio se puede haber resentido en un 40% con respecto a la edición de la pasada primavera.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La propia Federación de Industriales del Calzado Español aludió a una clara "recesión" en la evolución del mercado zapatero internacional, debido a la posible guerra con Irak. Las exportaciones de calzado valencianas rondaron los 1.470 millones de euros en 2002, el cuarto sector por volumen de ventas.

En cuanto al turismo, Vicente Blasco, presidente de la asociación de agencias de viajes de la Comunidad Valenciana, estimó entre un 15 y un 20% el descenso de las reservas registrado respecto al año pasado como resultado de la "incertidumbre". Estados Unidos "está prácticamente desaparecido" como destino, explicó Blasco, quien invocó la seguridad del Mediterráneo Occidental para mantener el optimismo.

La incertidumbre también afectó al foro euromediterráneo de la energía, convocado en Valencia a partir del próximo jueves, que fue "aplazado" temporalmente ayer por sus organizadores, el Club Español de la Energía.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_