Entrevista:RAFAEL VELASCO | Secretario general de Juventudes Socialistas de Andalucía

"El objetivo del PP es volver a crear la clase obrera"

Rafael Velasco (Palma del Río, 1973) es diputado por Córdoba en el Congreso y miembro del Comité Federal del PSOE. Además, ocupa el cargo de sercretario general de las Juventudes Socialistas de Andalucía (JSA). Critica el recorte de derechos y libertades que han sufrido los jóvenes desde que gobierna el PP; a la Junta le pide más inversiones para promocionar el autoempleo y solucionar los efectos nocivos de la movida.

Pregunta. ¿Cuáles son los principales problemas de los jóvenes andaluces?

Respuesta. Según todos los sondeos de opinión, son el paro, la vivienda y las dificultades para emanciparse. Casi todos los problemas de Andalucía de esos 40 años de parón histórico, que aquí han pesado como 80. Aunque se van remontando y los últimos datos muestran que Andalucía está resintiéndose menos que el resto de España en esta crisis económica.

"La Junta debe arriesgar más dinero para que los jóvenes monten sus empresas"

P. ¿Qué es lo mejor que ha hecho el gobierno andaluz por los jóvenes?

R. Hemos sido pioneros en muchas cuestiones. Por ejemplo, en el autoempleo, con iniciativas que no se ven en otros sitios. Incluso el Gobierno central no tiene nada de autoempleo, tanto como hablan de los emprendedores. En Andalucía se han creado asociaciones de jóvenes empresarios, cooperativistas, etcétera. Yo soy de un pueblo de Córdoba, de Palma del Río, y lo hemos visto con nuestra mayor riqueza, la naranja; antes venían los valencianos y la exportaban ellos, ahora son jóvenes empresarios andaluces los que la exportan a toda Europa. En otros territorios, la empresas ya están más consolidadas y el joven lo que hace es incorporarse a ellas. Pero quiero reivindicar más apoyo. Hay que coger algunos modelos europeos que arriesgan un poco más en la subvención a los jóvenes. Todas las administraciones y en concreto la Juta deben arriesgar un poco más de dinero para que los jóvenes puedan montar su propia empresa.

P. ¿Qué soluciones aporta JSA para resolver el difícil acceso a la vivienda?

R. Se ha dado un paso muy interesante con la Ley del Suelo. La Junta tiene que establecer convenios con los Ayuntamientos y nosotros pedimos que en un mínimo del 30% de la vivienda pública que se construya vaya dirigida a los jóvenes. Esta iniciativa ya la hemos incluido en los programas para las próximas elecciones municipales. El Gobierno central no ha hecho nada y en los últimos seis años se ha disparado el precio hasta unas cifras que hacen imposible que la mayoría de los jóvenes andaluces puedan pagarse su emancipación. También exigimos que se haga un estudio de todos aquellos pisos deshabitados que hay en la comunidad. Me consta que la Consejería de Obras Públicas ya está haciendo algo. Luego habría que articular mediante una ley la fórmula de que esos pisos, a un precio bajo, los pueda disfrutar los jóvenes.

P. ¿Cómo valora la ley andaluza que prohíbe la venta de alcohol a partir de las 22.00 horas?

R. No me parece suficiente. Es una iniciativa interesante, pero hay que dar un paso más. La movida se puede corregir, me niego a creer que no tiene solución. Pero al joven no le puedes decir donde tiene que ir. El joven va donde quiere, y la cultura del botellón le gusta. Pero también se puede facilitar que lo haga en un sitio donde no moleste y donde todos convivamos pacíficamente. Si la Junta presenta con los ayuntamientos un plan para crear centros de ocio donde haya zonas verdes para hacer botellón, donde estén los mismos empresarios que hacen ruido en el casco urbano, donde haya hamburgueserías, cines, teatros, donde al joven se le lleve en transporte urbano... Casi un parque temático de ocio, un sitio agradable. Molestamos en una plaza del pueblo, pero que me den otro sitio para hacer lo que me gusta. Sería a partir de un convenio entre los jóvenes, los vecinos, las administraciones y los empresarios. Pero la Administración es la que tiene que dar el primer paso y hace falta invertir.

P. Desde JSA han reprochado al PP que use la educación como un arma para aumentar las diferencias entre los que tienen recursos y los que no.

R. El PP desde que consigue la mayoría absoluta tiene un objetivo, que es volver a crear la clase obrera. Hemos escuchado a muchos cargos del PP decir que no hay fontaneros o mecánicos, y que con la Ley de Calidad vamos a conseguir que los haya. Y nuestra pregunta es: ¿no están diciendo que el hijo del pobre no puede estudiar y tiene que ir a esa clase obrera? Porque ¿alguien piensa que un hijo de rico va a ocupar uno de esos puestos de trabajos que hacen falta? Se obliga al joven a ir por un camino predeterminado. Con la ley de formación profesional, con la Ley de calidad, con la LOU y con la reforma laboral hay una estrategia clarísima de volver a crear la clase obrera y de paso echar al inmigrante. No hay igualdad de oportunidades. Si el hijo del rico no quiere estudiar, que también vaya a los ciclos formativos y a los programas de inserción laboral. Y que no haya ni un sólo hijo de una persona sin recursos, que si tiene capacidad y quiere estudiar una carrera, no tenga posibilidad de hacerlo.

P. Tambien critican el recorte de derechos que sufren los jóvenes desde que gobierna el PP, ¿cuáles son los más destacados?

P. La falta de igualdades en el sistema educativo es uno de los fundamentales, porque marca la vida inicial del joven. En segundo lugar, en el empleo. Es más precario, la reforma laboral ha fracasado, y al joven se le están ofreciendo no contratos basuras, como decían ellos cuando gobernaban los socialistas, sino contratos escoria. Sin garantías de subsidio de desempleo, ni de continuidad en el puesto. Hay una precariedad laboral que da al joven una inestabilidad emocional grandísima. Y también hay que subir el salario mínimo interprofesional, uno de los más bajos de Europa. Por eso no me extraña que ahora Aznar se alinee con el capitalismo y deje a un lado la línea de la Unión Europea, que es garantizar que el Estado del Bienestar llegue a todos.

P. ¿Se ha garantizado la presencia de miembros de JSA en los puestos de salida de las listas electorales de las municipales?

R. No hay cuotas. Hay una recomendación de la secretaría general de que se incluya a gente joven en las listas. Nosotros el trabajo ya lo hicimos hace cuatro años porque veíamos que había desconexión del PSOE con la gente joven, y más de 1.600 jóvenes están ahora en nuestros ayuntamientos de concejales. Ahora hay que consolidarlos en sus puestos. Por ejemplo, en Sevilla, la concejala de Juventud ha pasado del número diez al seis, lo que demuestra que ha hecho un buen trabajo. Va a haber nuevas un incorporaciones, pero ya no hace falta que le recordemos esa necesidad a nuestros candidatos, todos cuentan con ello.

P. ¿Participan en la elaboración de los programas?

R. Sí, y no sólo en los de juventud. Hablamos de urbanismo, empleo, participamos en reuniones sectoriales con el alcalde, etc. Y hemos participado activamente en la elaboración de las líneas maestras a nivel federal, que ahora hay que adaptar a cada municipio.

P. ¿Cómo valora la movilización de los jóvenes contra el Prestige o la guerra contra Irak?

R. Muy positivamente. Lo que ocurre es que todo esto nos está dejando una paradoja. En 1996, cuando Aznar quería ganar las elecciones, dijo que estábamos ante la generación mejor formada de la historia de España. Se estaba dirigiendo a los jóvenes para pedirles el voto. Y le votaron. Y ahora están doblemente dolidos porque lo creyeron y encima se han visto perjudicados. Ahora resulta que, según el Gobierno, no son la generación mejor formada, sino borrachos, que no estudian, que sólo quieren botelló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de marzo de 2003.

Lo más visto en...

Top 50