Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los notarios piden que se retire el impuesto de sucesiones

El Consejo General del Notariado considera necesario eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones, ya que, en su opinión, provoca desigualdades y agravios entre los ciudadanos. Este órgano representativo de los notarios puntualiza que su oposición no procede de la existencia del impuesto en sí, sino de cómo está concebido actualmente.

El impuesto de sucesiones, transferido ya a todas las comunidades, grava las herencias y las donaciones según la cuantía del bien y el grado de parentesco del beneficiario. En País Vasco, Navarra y Cantabria no existe, por lo que muchos contribuyentes se empadronan en alguno de esos territorios para eludir el tributo. Eso, a juicio de los notarios, genera discriminaciones. El Partido Popular ha prometido suprimirlo en las comunidades donde gane las elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de marzo de 2003