Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro crece en febrero frente a un descenso en el conjunto de España

La Comunidad Valenciana registró por cuarto mes consecutivo un aumento del desempleo

En febrero volvió a crecer el número de parados en la Comunidad Valenciana. Por cuarto mes consecutivo, el mercado laboral valenciano cerró el balance con datos negativos. Las oficinas de empleo valencianas (Servef) registraban a finales del mes pasado 296 desempleados más que en enero, mientras que en el conjunto de España el desempleo bajó un 0,47%. El paro creció en agricultura y en el sector servicios; en Castellón y Valencia. En febrero, además, se formalizaron menos contratos que en enero aunque la contratación indefinida superó la del mes precedente.

A finales de febrero había en la Comunidad Valenciana 141.725 parados, 296 más que un mes antes y 7.336 por encima de la cifra de 2002. En el conjunto de España, la cifra de personas desempleadas descendió un 0,47%. Un descenso escueto pero que contrasta con los datos registrados un año antes. En febrero de 2002, el paro español aumentó en 14.321 personas, el mayor incremento en ese mes desde 1993.

La situación valenciana, en la comparación interanual, es distinta. En febrero del año pasado, el paro creció en un 2,7%, la mayor subida de España ese mes, mientras que el mes pasado el aumento fue del 0,21%. Estos incrementos contrastan con las cifras de años precedentes ya que en 2001 y en 2000, por citar los años inmediatamente anteriores, el desempleo valenciano disminuyó. En los últimos doce meses, además, la Comunidad Valenciana es la cuarta autonomía en la que más ha crecido el desempleo.

Con todo, la tasa de paro se situó en el 7,16% de la población activa valenciana, la tercera más baja a nivel español.

El desglose provincial de los datos del Instituto Nacional de Estadística (Inem) indica que el número de desempleados creció en 189 personas (1,85%) en Castellón y en 286 en Valencia (0,35%), mientras que en Alicante se produjo un descenso de 179 parados (0,36%).

El sector agrario fue, además, el que más contribuyó al incremento global de estas cifras, con 277 parados más que treinta días antes. El sector servicios también registró un aumento del paro de 161 personas. Este sector acumula el 55,35% de los parados valencianos. Una cifra relativa que en el caso de Valencia y Castellón supera el 58% y que sólo en Alicante está por debajo de la media autonómica (50,29%). El desempleo también creció en el colectivo sin empleo anterior y por el contrario, la industria y el sector de la construcción vieron descender su cifra de parados inscritos en 145 y 120 personas, respectivamente.

A finales del mes pasado, además, el 57,8% de las personas paradas era mujer. Un porcentaje que en Castellón superaba el 60% y en Valencia alcanzaba el 59,67%. El desempleo creció en febrero entre las mujeres (866) y dejó su tasa en el 10,22%, mientras que logró disminuir entre los hombres (570) y situó su tasa en el 5,07%.

Durante el segundo mes de este año se formalizaron en la Comunidad Valenciana 112.309 contratos, 8.944 menos que un mes antes. A pesar de este descenso, el número de contratos indefinidos aumentó y pasó de 13.674 en enero a 13.841 el mes pasado. El porcentaje de contratos fijos en la Comunidad Valenciana en febrero representó un 12,3% del total, algo más de dos puntos por encima del peso que este tipo de contratación tuvo en el conjunto de España.

Vicente Rambla, consejero de Economía, destacó que el aumento del desempleo en febrero fue "mucho más moderado" que el registrado el mismo mes del año anterior. El responsable de empleo del Consell aseguró que febrero es un mes tradicionalmente alcista en temas de paro y consideró que los últimos datos confirman "la recuperación de la economía". Una visión diametralmente opuesta a la de los sindicatos.

Comisiones Obreras destacó que el desempleo valenciano ha crecido un 5,6% desde el incio del año y que el aumento afecta a todas las provincias. El sindicato, además, considera que la economía valenciana "empieza a mostrar sus debilidades estructurales, maquilladas hasta ahora por un entorno económico internacional favorable". El "milagro económico autoprocalmado" por el Gobierno popular, conluye CC OO-PV, está volviéndose "pesadilla". Y la Unión General de Trabajadores del País Valenciano (UGT-PV) insistió en que el repunte del paro afecta de nuevo a los colectivos "mas vulnerables" (mujeres y jóvenes). El sindicato llama la atención sobre el deterioro del mercado laboral valenciano y alerta de los efectos de la incertidumbre existente en los mercados internacionales y una posible escalada bélica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de marzo de 2003