Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguas de Valencia incorpora a su balance la red de la capital y multiplica por seis sus resultados de 2001

Aguas de Valencia remitió el jueves a última hora una estimación de sus resultados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que multiplica por seis los beneficios correspondientes a 2001. La comunicación arroja unos resultados de 29,3 millones de euros atribuidos al grupo consolidado en 2002. El año anterior, los beneficios después de impuestos sumaban 5,8 millones.

El espectacular crecimiento de los beneficios se debe a un ejercicio contable que varios expertos consideran "imprudente", puesto que deriva de la incorporación al balance en un sólo ejercicio del coste estimado de la red de distribución de agua de la capital en el concurso de adjudicación del servicio. El epígrafe correspondiente a los resultados procedentes del inmovilizado inmaterial se eleva así a 32 millones de euros, mientras que en 2001 apenas sumaba 16.000.

La red de distribución de agua en la ciudad de Valencia fue consolidada por Aguas de Valencia a lo largo de los primeros cien años de concesión del servicio. Su coste se estimó antes de proceder al concurso para adjudicar la concesión durante otros 50 años. Aguas de Valencia ha renovado el contrato, pero no ha obtenido un ingreso efectivo.

Expertos en contabilidad sugieren que esa partida debe aflorarse como ingreso a lo largo de los 50 años que dura la concesión para ajustar el balance a la realidad.

El espectacular incremento de los beneficios de la empresa fue una de las razones que provocaron el reciente despido de Aurelio Hernández como consejero delegado y antes directo general de la sociedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de marzo de 2003