Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La autovía de la Plata elimina el punto negro de Las Pajanosas

Gutiérrez pide celeridad en la finalización de la carretera

Los ministros de Fomento y Administraciones Públicas, Francisco Álvarez Cascos y Javier Arenas, y la consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, asistieron ayer a la puesta en servicio del tramo de la Autovía de la Plata comprendido entre Venta del Alto y Gerena, que constituía uno de los principales puntos negros del tráfico en la provincia de Sevilla, en la localidad de Las Pajanosas.

Álvarez Cascos manifestó su "satisfacción" por la puesta en servicio del esperado primer tramo de la Autovía de la Plata. "Es como llegar al final de una larga escalera", enfatizó. La conclusión de las obras, que han terminado con siete meses de anticipación -ya que la fecha de finalización originalmente prevista era de 6 de octubre de 2003-, suponen igualmente una "satisfacción" para el ministro.

"Suele ser habitual que por los plazos de estas obras, muchas de las que se inician no se vean concluidas en la legislatura", explicó. También se refirió el ministro al hecho "simbólico" de que "un asturiano y un sevillano [en referencia a los propios Cascos y Arenas] participemos en el impulso de una autovía que une de Norte a Sur la península".

La consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez, comentó que este primer tramo de la autovía "viene a demostrar que es posible y necesaria su realización", pero denunció que "va con mucho retraso" y subrayó que es "imprescindible dar un empujón desde Madrid a la parte de Andalucía". Gutiérrez recordó que "para 2005 debe estar terminada la comunicación con Mérida".

La consejera recordó que la autovía "soporta más de un 30% de tráfico pesado, una cifra brutal con respecto a una carretera normal", y añadió que esta infraestructura "ha sido siempre una prioridad" para la Administración autonómica por "su increíble importancia económica y para la articulación del Estado".

El ministro de Fomento aprovechó su visita a Andalucía para colocar la primera piedra del tramo de la Autovía del Mediterráneo entre Polopos y Castell de Ferro (Granada). Cascos situó en 2005 la puesta en servicio de los primeros tramos de la autovía a su paso por esta provincia.

Según Alvarez Cascos, el tramo Adra-Albuñol, de 10,5 kilómetros, entrará en servicio en julio de 2005. El siguiente, que unirá los 9,5 kilómetros que hay entre Nerja y Almuñécar, en octubre del mismo año; y el Almuñécar-Taramay, de 9,1 kilómetros, al mes siguiente.

A ellos se unirá el recorrido entre Polopos y Castell de Ferro de 4,9 kilómetros, que está presupuestado en 21,92 millones de euros y tiene un plazo de ejecución de 20 meses, por lo que su entrada en servicio coincidirá con la de los tres actualmente en construcción. El tramo es especialmente complejo y requerirá dos túneles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de marzo de 2003