Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caltagirone quiere mantener la estrategia de Metrovacesa, pero destituirá al consejo

El grupo Caltagirone tiene la intención de mantener la línea de negocio de Metrovacesa, pero destituirá a los actuales miembros del Consejo de Administración si triunfa la oferta pública de adquisición (OPA) hostil por 1.230 millones de euros que ha lanzado, junto a la sociedad italiana Astrim, por el 75% de la inmobiliaria, según consta en el folleto explicativo de la operación. Además, Metrovacesa, controlada en la actualidad por Bami, informó ayer de que el beneficio neto creció un 24,7% el año pasado, hasta 125 millones.

"No existe ningún plan estratégico en relación con Metrovacesa", indican los italianos en el folleto, registrado en la CNMV, que autorizó la oferta el martes pasado. Una vez abierto el plazo de aceptación de la OPA, que será de un mes, cualquier otro grupo tiene 15 días para presentar una oferta competidora, que tiene que ser al menos un 5% superior a los 25 euros por acción que ofrece el grupo Caltagirone. La principal candidata para entrar en la pugna es Bami que, antes de la OPA hostil, intentó una alianza amistosa en Metrovacesa con los italianos, en cuya entrada en negociaciones intervino Alejandro Agag, yerno del presidente José María Aznar.

Sacyr y Vallehermoso

El temor a una oferta hostil como ésta aceleró la fusión de la constructora Sacyr y su participada Vallehermoso, aprobada por los respectivos consejos el 29 de enero. La cúpula de la nueva compañía, que presidirá José María Cuevas, estará formada por 17 consejeros (ocho provenientes de Sacyr, ocho de Vallehermoso y una nueva incorporación). Juan Abelló y José Manuel Loureda serán vicepresidentes, y Emilio Novela y Luis del Rivero, consejeros delegados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de febrero de 2003