Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renault España logra un beneficio neto de diez millones de euros

El porvenir de la filial española de la firma automovilística francesa Renault es "de color rosa" al menos durante el próximo lustro, según afirmó ayer su presidente, Juan Antonio Fernández Sevilla, en la presentación de los resultados correspondientes al último ejercicio, en el que alcanzaron un beneficio neto de 9,9 millones de euros frente a unas pérdidas de 17,6 millones del año anterior. Tanto las plantas de montaje de Valladolid y Palencia como las de motores y cajas de cambio tienen asegurada la producción en los próximos cinco años.

A partir de ese momento y para conseguir la adjudicación de nuevos modelos en competencia fundamentalmente con los países del centro y el este de Europa, Fernández Sevilla considera que es necesario elevar la flexibilidad actual del 15% que mantienen en sus instalaciones hasta el 35%, pero para ello chocan con el Estatuto de los Trabajadores, y sólo puede ser aprobada por un convenio sectorial. Renault anunció la inversión de 230 millones de euros en Avtoframos (62% Renault y 38% Ayuntamiento de Moscú) para fabricar un nuevo coche a partir de 2005.

Por su parte, Lagardere prevé cerrar su planta de Romorantin (Francia), donde ensambla los coches Avantime y con 1.084 empleados, según el comité de empresa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de febrero de 2003