11 magistrados del Constitucional responderán ante el Supremo por una demanda civil

El pleno de la Sala Civil del Tribunal Supremo inició ayer la tramitación de una demanda sin precedentes contra el presidente del Constitucional, Manuel Jiménez de Parga, y otros 10 magistrados, acusados por el abogado José Luis Mazón de archivar un recurso de amparo "sin examinarlo, como era imperativo". Los demandados serán interrogados por el letrado demandante.

El recurso archivado el 18 de julio de 2002 por el pleno del Constitucional -11 magistrados, por ausencia de Fernando Garrido Falla- impugnaba la sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo que, por tres votos a dos, desestimó el recurso de Mazón contra la designación de letrados a dedo por el Tribunal Constitucional, pese a que la ley exige concurso-oposición.

Con base en que Mazón pedía que los jueces del Constitucional se abstuvieran "por tener interés directo" en el asunto, el archivo se fundamentó en que el recurso se dirigía a "otro hipotético" tribunal. El letrado pide que se condene a los 11 demandados, como responsables civiles, a pagarle 11.000 euros.

La resolución de la Sala Civil del Supremo, firmada por 12 magistrados y con su presidente, Ignacio Sierra, como ponente, estima que "no hay motivos de inadmisión de fondo" y que el demandante "está pidiendo una tutela judicial que necesita", sin incurrir en abuso de derecho ni fraude de ley.

El Supremo emplaza a los 11 magistrados para que contesten a la demanda en 20 días improrrogables. Un mes después se celebrará el juicio, en el que Mazón prevé interrogar a los demandados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 24 de febrero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50