El Consell Escolar de Gandia respeta la opción lingüística de los colegios

La comunidad educativa de Gandia "respeta" la decisión de los ocho colegios públicos del municipio que han solicitado a la Consejería de Educación poder impartir a partir del próximo curso escolar, como línea única, el Programa d'Ensenyament en Valencia (PEV). La medida afectaría en una primera fase a los alumnos de tres años e iría implantándose progresivamente en cursos posteriores. El Consell Escolar Municipal, reunido la noche del miércoles, rechazó además las acusaciones vertidas por algunos sectores educativos y políticos próximos al PP, que han calificado la medida de "racista" y han acusado a los centros de querer evitar la matriculación de inmigrantes.

El Consejo Escolar Municipal solicitará además a la Dirección General de Centros de la Generalitat que emita un informe sobre las posibles repercusiones de la aplicación de la medida en el mapa escolar de la ciudad. La preocupación reside en la posibilidad de un trasvase de demanda de plazas del Programa d'Integració Progressiva, conocida popularmente como línea en castellano, a los centros concertados y que éstos no pudieran asumir las peticiones.

Los directores de los ocho colegios públicos de Gandia, en representación de los consejos escolares de los centros, comparecieron también ayer en rueda de prensa para defender su propuesta. Su portavoz, Miquel Salort, recordó que la Generalitat presenta como "óptimo" el PEV, en cuanto a que incorpora el castellano con un enfoque comunicativo que potencia su aprendizaje y cumple el objetivo de que los alumnos, cuando acaban Primaria, dominen las dos lenguas.

Lengua de cohesión

El Consell ya ha autorizado a cuatro de los ocho colegios solicitantes la implantación única del PEV en sus centros. De no aceptarse también en los cuatro restantes, los directores aseguran que se crearían en la ciudad "unos colegios de primera y otros de segunda, unos con guetos y otros con alumnado más selectivo". La integración real pasa, según ellos, por la implantación de un programa único y común. A la decisión de los colegios públicos gandienses se sumaron ayer diversas organizaciones, como Acció Cultural del País Valencià y el Sindicat de Treballadors del País Valencià (STEPV).

La Federació Escola Valenciana, en un comunicado público, felicitó a los centros escolares de Gandia por su iniciativa, que pretende "reivindicar el valenciano como lengua de cohesión social y como modelo de integración para la población recién llegada". Escola Valenciana, que agrupa a la mayoría de centros educativos y coordinadoras comarcales favorables a la enseñanza en valenciano, invita a la Administración a trabajar "en la línea de crear planes de acogida" para las localidades y para las escuelas con el fin de atender las necesidades derivadas de la llegada de población inmigrante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de febrero de 2003.