Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Analfabetismo tecnológico

El Ministerio de Educación escandaliza al incumplir los propios principios de la Ley de Calidad.

En el preámbulo de la ley se cita la dimensión científico-tecnológica como primordial y las nuevas tecnologías como esenciales y su generalización como un objetivo irrenunciable (párrafos 16 y 17).

La asignatura que trata estos contenidos es el área de tecnología, por lo que es necesaria e imprescindible su potenciación e inclusión como asignatura obligatoria para todos los alumnos.

Sin embargo, en la propuesta de desarrollo de la Ley de Calidad, en el diseño de los itinerarios, se observa que ni la tecnología ni la física y química son consideradas como disciplinas que deben estudiar todos los ciudadanos, siendo sustituidas en 3º de la ESO por cultura clásica.

La segunda sólo la estudiarán una parte de los alumnos que presumiblemente continuarán sus estudios. Pero más escandaloso es que la tecnología en el segundo ciclo de la ESO sólo la cursarán los alumnos del itinerario residual, el dirigido a los alumnos que nunca irán a la Universidad o ciclos superiores.

A los futuros universitarios y técnicos superiores se les priva del acceso a herramientas básicas como la informática, la electrónica, la mecánica, el diseño de productos, etcétera.

Esto no sólo hiere de muerte la formación de base que tendrán los futuros ingenieros y técnicos superiores, sino que potencia el analfabetismo tecnológico de nuestro país. Esta situación es la fuente de la casi total ausencia de tejido industrial autóctono en nuestro país y de la dependencia tecnológica del exterior.

Señora ministra, lea usted las páginas salmón de los periódicos, las empresas siempre piden lo mismo, dominio de las nuevas tecnologías y del inglés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de febrero de 2003