Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Aulas

El vicerrectorado de Alumnos de Córdoba realiza una campaña de captación de estudiantes por la provincia

La Universidad de Córdoba (UCO) padece, como el resto de instituciones del país, en un descenso continuo en la matriculación de estudiantes. Desde este curso, una especie de caravana publicitaria recorre diferentes pueblos para animar a los estudiantes de secundaria a dar el salto a la universidad. La campaña está dirigida a los pueblos con "mayor desarrollo económico de la provincia", precisó ayer el vicerrector de Alumnos, Manuel Torres.

Los lugares escogidos son Cabra, Baena, Lucena, Priego, Rute y Fuente Palmera. "Se trata de zonas en las que los jóvenes acceden de forma muy temprana al mercado de trabajo sin necesidad de estudios superiores", puntualizó el vicerrector. En primer lugar se establece un puesto de información en el instituto elegido, se imparten conferencias y se entrega de material a los estudiantes, como discos compactos interactivos.

La iniciativa de la Universidad de Córdoba ha conseguido llegar ya a unos 1.500 alumnos hasta ahora y a unos 250 padres. "Hemos detectado cierto interés y cambios de criterio", señaló Manuel Torres, quien espera cambiar el "escaso conocimiento" que a su juicio la gente de la provincia tiene de esta universidad creada hace algo más de tres décadas. La idea del vicerrectorado es hacer creer a los estudiantes que pueden acceder a un mercado de trabajo de mayor calidad, a la vez que se da a conocer la Universidad de Córdoba, "que antes estaba acostumbrada a recibir muchos alumnos" sin tener que abrirse a la provincia. El vicerrector de Alumnos considera que aún quedan por visitar unos 700 potenciales universitarios hasta el final del curso.

Manuel Torres se refirió a este descenso generalizado de universitarios y aseguró que la tendencia negativa se ha frenado este último curso en Córdoba. Aún así, la cifra de 16.806 universitarios que había en la UCO en el curso 2000-01 descendió hasta los 15.878 de este ejercicio, un 5,4% menos en dos años, sin contar a los 4.000 universitarios de los centros privados adscritos.

Córdoba, por tanto, se sitúa en el quinto puesto de las universidades andaluzas en cuanto al número de alumnado, superada por Sevilla, Granada, Málaga y Cádiz. Las universidades andaluzas han perdido unos 20.000 alumnos en los últimos tres años, de los que casi la mitad se perdieron en este ejercicio. Según Torres, esta tendencia generalizada responde al aumento de la oferta tanto de centros universitarios como de titulaciones, lo que favorece la dispersión de alumnos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de febrero de 2003