Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Apuntes

Crear es pensar

Profesores de Publicidad analizan en Alicante técnicas para el apredizaje de la creatividad en las universidades

Es una gran desconocida, pero la creatividad en los últimos años se ha abierto un camino atractivo entre los estudiantes universitarios. Sociológos, publicistas, especialistas en relaciones públicas o periodistas se acercan a esta novedosa disciplina.

La Universidad de Alicante acogió el pasado viernes y sábado el I Simposio de Profesores de Creatividad, en el que intercambiaron técnicas y experiencias. "La idea es crear un foro estable de debate entre todos los profesionales", explicó Juan de los Ángeles, profesor de la Universidad de Navarra, uno de los organizadores de esta reunión que surgió para poner en común las dificultades en la docencia de esta especialidad. Más de 40 profesores de toda España se sumaron a la cita.

Uno de los pioneros en esta disciplina, que durante años trabajó en la empresa privada y fue de los emprendedores de la creatividad en los campus, es José María Ricarte, de la Autònoma de Barcelona. "Dificultad para aprender la creatividad tenemos poca, porque se disfruta", asegura convencido este catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad, quien recuerda su máxima: "La creatividad no se puede enseñar, pero se debe aprender".

El campo de la creatividad publicitaria es bastante nuevo y permite hacer cosas distintas en el aula.Sin embargo, la principal dificultad es su didáctica. "Es algo espontáneo, difícil de enseñar, entonces continuamente tienes que estar fomentando destrezas", apuntó Juan de los Ángeles. "Nosotros nos planteamos la creatividad como una especie de orientación hacia el autoaprendizaje que dura toda la vida, y planteamos cómo tienen que aprender y la actitud que deben tener ante la vida", agregó.

Para lograr ser creativo, según explicaron los docentes, se utilizan distintas técnicas. Mari Carmen Quiles, profesora en Publicidad y Relaciones Públicas en Alicante, avanza que además de las cuestiones teóricas sobre creatividad, estética o sociología de la comunicación, la base de esta especialidad está en las prácticas. Los profesores utilizan un amplio abánico de actividades para estimular la creatividad entre el alumnado: tormentas de ideas, analogías o los seis sombreros de pensamientos, una técnica que consiste en colocar ese número de prendas en distintos colores y que representan diferentes formas de pensar, según Quiles. "Sesiones de grupo, tormentas de ideas y montón de actividades prácticas, hay talleres, crítica de publicidad, es muy variado", apunta De los Ángeles. Por su lado, Ricarte insiste en que para ser creativo son necesarios una serie de requisitos o condicionantes que estimulan la imaginación, como son el ambiente cultural, el entorno familiar, la actitud creativa, todo relacionado con la cultura. "No se trata de ser un genio o de momentos de genialidad, considero que el éxito radica en atreverse a tener ideas", afirma el profesor de la Autònoma de Barcelona. Todos los participantes coincidieron en que "crear es pensar", y desde ese principio básico fundamentan la disciplina. "La intuición es el conocimiento revelado, no hay chispa que valga, debemos saber para crear", dijo Ricarte.

Al atractivo estimulante de una especialidad como la creatividad se unen las amplias posibilidades laborales. La mayoría de las universidades que ofertan Publicidad y Relaciones Públicas o estudios de mercadotecnía o sociología de la publicidad tienen límite de acceso de alumnos, y en la mayoría de los casos lista de espera. "Los alumnos todos quieren ser creativos publicitarios y trabajar en una agencia, pero luego se demuestra que no hay tanto trabajo y muchos se dan cuenta de que esta disciplina permite trabajar en otras muchas cosas", reconoció Juan de los Ángeles, que puso como ejemplo ser director de cuenta, trabajar para los anunciantes, proyectos de comunicación empresarial o en productoras de televisión.

"La actitud de los estudiantes es gratificante, hay una gran complicidad entre ellos y disfrutan aprendiendo", comentó Ricarte. La Universitat Autònoma de Barcelona imparte creatividad en tres licenciaturas: Periodismo, Comunicación Audivisual y en Publicidad y Relaciones Públicas. Durante años los profesionales de la publicidad han tenido muchas ofertas laborales. "Se ha vivido bien, pero ahora el panorama ha cambiado", reconoce Ricarte: "El intrusismo, el exceso de oferta o la competencia de países como Estados Unidos, Gran Bretaña han alterado el panorama".

Galardones

La Asociación Española de Estudios de Mercado, Marketing y Opinión ha concendido el premio a la mejor ponencia sobre televisión a dos profesores del área de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Alicante, Cristinta del Pina y Fernando Olivares. Su investigación analizaba el emplazamiento de marcas en series de ficción, que influyen en los hábitos de consumo y de alimentación. "Cada vez más la publicidad necesita huir de formatos convencionales, huir de la saturación publicitaria y del zapping e infiltrarse en la cotidianeidad de los espectadores", comentan los galardonados, quienes han comprobado cómo las marcas aparecen cada vez con más "naturalidad" en las series de televisión favoritas. El galardón se concedió tras presentar su ponencia la semana pasada en Salamanca en un congreso en el que participaron 400 profesionales del mundo de la publicidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de febrero de 2003

Más información