El PNV moviliza a sus alcaldes de Álava por la reforma de la ley electoral

33 primeros ediles suscriben un manifiesto por el cambio de la norma

Dieciocho alcaldes alaveses del PNV, en representación de los 33 con que cuenta ese partido en Álava, presentaron ayer un manifiesto a favor de la reforma de la Ley de Elecciones a Juntas Generales que esa formación impulsó hace dos semanas y luego aplazó al menos hasta después de las elecciones municipales de mayo. Los 33 primeros ediles representan a municipios que suman 24.923 habitantes de los 286.387 que tiene la provincia.

El manifiesto de los alcaldes alaveses del PNV intenta justificar el cambio de la ley que rige los comicios para las Juntas Generales y pide a los parlamentarios, en especial a los de ese territorio, que secunden la propuesta.

La iniciativa llega una semana después de que el PNV y EA anunciaran la paralización de su iniciativa parlamentaria hasta después de los comicios de mayo, tras anunciar Batasuna que no la apoyaría y quedar con ello abocada al fracaso en el Parlamento.

Los 18 alcaldes presentes, de quienes hizo de portavoz el primer edil de Aramaio, Iñaki Nafarrate, no cuestionan ese aplazamiento, pero dejaron sentado que no renuncian a que las zonas más rurales de Álava cuenten con mayor representación en las Juntas. Nafarrate dijo que, como mínimo, deben tener un representante, pero el proyecto presentado por el PNV les reservaba al menos dos a cada una y, en el caso de la Rioja Alavesa, tres.

A su juicio, según reza el manifiesto, las cinco cuadrillas que quedaron sin representación directa con la reforma aprobada en 1987 con los votos de socialistas, EA y EE, están "discriminadas". Además, entienden que aquella reforma, con la que las Juntas han funcionado más de 15 años, vulnera el Estatuto de Autonomía en su artículo 37.5, "que exige al legislador autonómico determinar las circunscripciones que procuren una representación adecuada de todas las zonas de cada territorio" y "consigna que los sistemas electorales guarden el equilibrio entre población y representación territorial".

Dicho artículo del Estatuto reza textualmente: "Para la elección de los órganos representantivos de los Territorios Históricos se atenderá a criterios de sufragio universal libre, directo, secreto y de representación proporcional, con circunscripciones electorales que procuren una representación adecuada de todas las zonas de cada territorio".

Álava está dividida actualmente en tres comarcas electorales, Vizcaya en cuatro y Guipúzcoa en otras cuatro. Con el sistema propuesto por el PNV y secundado por EA, circunscripciones de mayoría peneuvista, como Kanpezo, con 2.866 personas censadas, tendrían dos representantes en las Juntas. Sólo serían necesarios 1.431 votos para tener un representante, mientras en Vitoria serían precisos 5.415. Ahora el valor de un escaño por Vitoria es de 4.721 votos, mientras en las zonas menos pobladas de la provincia es ligeramente más alto: 5.097 sufragios.

"Situación injusta"

Los firmantes rechazan este criterio establecido en 1987 en virtud de la población de cada zona, porque "prima a las grandes poblaciones frente a las pequeñas" y afirman que ese sistema "contrasta" con el aplicado, por ejemplo, para la elección del Congreso de los Diputados, donde "cada circunscripción tiene asegurado un mínimo de dos representantes y el resto se asigna proporcionalmente a la población". Éste, y la representación paritaria de las tres provincias en el Parlamento vasco, pese al desequilibrio entre sus censos, y cuyo cambio requeriría una reforma del Estatuto incluido un referéndum, han sido los argumentos fundamentales utilizados por el PNV desde que decidió abordar la iniciativa de cambiar la ley.

Los alcaldes piden a todos los parlamentarios, en especial a los alaveses, que apoyen la modificación propuesta por su partido para corregir "una situación injusta que se prolonga ya 16 años". Nafarrate admitió que diferencias como las de La Llanada y la Rioja Alavesa, con similar población, pero a las que el proyecto de reforma asigna dos y tres representantes, respectivamente, deben ser contemplados "con más detalle", pero insistió en exigir la modificación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 15 de febrero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50