MERCADOS

Cambio de expectativas

Las bolsas reaccionan positivamente por el informe sobre Irak

Las fuertes tensiones que sufren los mercados de valores desde hace varias semanas por el temor a una guerra remitieron en buena parte en la tarde del viernes al considerar los inversores que el informe de los inspectores de la ONU aleja esa posibilidad. El Ibex 35 gana el 2,81% en esta semana.

Las bolsas se han debatido esta semana entre el desánimo más absoluto y algunas pequeñas esperanzas, pero siempre con el temor de que comenzara la invasión de Irak de forma inmediata. Una de las principales consecuencias de ese temor ha sido la caída en los volúmenes negociados, que se han situado en los niveles mínimos del año ante la negativa de los inversores a asumir riesgos en estos momentos.

La presentación del informe de los inspectores de armas ante la ONU dio un giro importante a la situación, al menos según se pudo deducir por el comportamiento de los inversores, que corrieron a tomar posiciones al considerar que no existen razones para una invasión de Irak.

El Ibex 35, que apenas ganaba ocho puntos al cierre del jueves y con grandes altibajos, terminó la semana con una subida del 2,81%, con lo que rompe una racha de tres semanas seguidas de caída. El índice general de la Bolsa de Madrid ganaba al cierre del viernes el 2,37%.

En esta semana los inversores fueron desanimándose paulatinamente por el tono bélico de la administración estadounidense y porque las expectativas económicas han empeorado sustancialmente. El discurso de Alan Greespan ante el comité de banca del Senado de Estados Unidos tan sólo aportó un elemento nuevo, el de la revisión a la baja de las estimaciones de crecimiento del PIB para este año, que oscilan entre el 3,25% y el 3,50% en lugar del 3,50% o 4% anterior. También el Banco de Inglaterra revisó a la baja las perspectivas de crecimiento para el Reino Unido, lo que hizo temer a los inversores que muy pronto el BCE tenga que realizar un aviso similar.

Con la posibilidad de recuperación económica alejándose otra vez y la perspectiva de una guerra que, de momento, ha conseguido elevar el precio del petróleo por encima de los 33 dólares el barril, en los mercados se espera que sean muchas las sociedades que revisen a la baja sus estimaciones de resultados, aunque ese panorama cambiaba en la tarde del viernes en unos minutos.

Las bolsas reaccionaron con fuerza ante la simple posibilidad de que no haya una guerra, el dólar se recuperó después de varios días de debilidad y en el mercado secundario de deuda se producía una retirada de beneficios después de que la rentabilidad del bono a 10 años cayera hasta el 3,98%, el nivel más bajo en cinco años, en la jornada del jueves. La subida del precio de la deuda en las últimas semanas es consecuencia de la desviación de dinero desde productos que se consideraban de alto riesgo, las acciones, hacia la renta fija.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 15 de febrero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50