Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nieve cubre las comarcas del interior valenciano

La nevada provoca problemas de circulación en el norte de Castellón

La nieve se dejó ver de nuevo ayer en la Comunidad Valenciana. Las comarcas del interior fueron las que más nieve acumularon, pero en zonas cercanas a la costa, como es el caso del Desert de Les Palmes, en Castellón, también cuajó. La Generalitat decretó a mediodía el nivel 1 de emergencia por nevadas. Diversas carreteras de la comarca de Els Ports se vieron afectadas por el mal tiempo, lo que hizo necesario el uso de cadenas para circular.

La nueva ola de frío que los servicios meteorológicos habían anunciado para el fin de semana llegó puntualmente en la noche del viernes a las tierras valencianas. Y lo hizo acompañada de lluvia y nieve. Las nevadas se registraron por lo general en cotas superiores a los 600 metros. La situación tiende a mejorar hoy, aunque ya se anuncia un nuevo frente para el lunes, que volverá a traer nieve y un nuevo descenso de las temperaturas.

El centro de Coordinación de Emergencias declaró ayer en toda la provincia de Castellón la situación de emergencia 1, ya que el frío dio paso a la nieve que, en algunos puntos de la provincia, se presenció en cotas muy bajas, alrededor de 400 metros, y cercanas al litoral como, por ejemplo, en el Desert de Les Palmes, término municipal de Benicàssim.

Más hacia el interior, la nieve caída hizo necesario el uso de cadenas en diez carreteras de la provincia, como ocurrió en el caso de la CV-245 a su paso por Altura; la CV-217 en Sacañet; la CV-235 en Bejís; la CV-169 en Benafigos y la CV-105 en Boixar. También fue obligatorio el uso de cadenas en la CV-15 a su paso por Coll d'Ares; en la CV-170 en Coll de Vidre; en la CV 171 en el tramo que va de las localidades de Atzeneta a Chodos, en la CV-202 en Pavís y CV-109 en Baixar. En Ares, en la CV-770, la nieve también dificultaba la circulación, al igual que en Villamalur. La N-232, en el término municipal de Morella, también presentó problemas por la acumulación de nieve en la calzada, lo que hizo que la Dirección General de Tráfico recomendara precaución.

Las poblaciones castellonenses en las que la nieve llegó a las calles fueron Altura, Eslida y La Pobla de Benifassá, entre otras, mientras que en toda la comarca de Els Ports, el Centro de Coordinación de Emergencias de la Comunidad Valenciana decretó la situación de emergencia 1 a las 12 horas, aunque posteriormente se extendió a toda la provincia, a consecuencia de los problemas registrados en las carreteras

Por otra parte, la nieve comenzó a caer en el casco urbano de Alcoi a primeras horas de la mañana de ayer, informa Lucía Gadea. Los copos cubrieron los parajes y montañas que rodean la ciudad. El Parque Natural del Carrascar de la Font Roja, los parajes de El Preventorio y Sant Antoni llegaron a acumular varios centímetros de espesor. Las poblaciones más altas, como Penáguila, Alcolecha o Banyeres de Mariola en L'Alcoià y Agres en El Comtat recibieron la visita de la nieve en sus cascos urbanos. Ya entrada la noche, también los alcoyanos vieron cómo la nieve cuajaba en las calles de la ciudad. La nevada también fue intensa en localidades como Guadalest, Agres, Villar, Xixona, así como en Vall de la Gallinera y en la Sierra de Aitana.

La nevada de ayer tuvo un carácter festivo y atrajo a los curiosos a los montes. La llegada de los primeros copos puso en alerta el dispositivo municipal en Alcoi. El anterior temporal de nieve dejó incomunicados sin luz y sin agua durante varios días a los vecinos de las urbanizaciones que rodean la ciudad. El Ayuntamiento dispuso las máquinas quitanieves en previsión de cualquier problema.

Por lo que respecta a la provincia de Valencia, durante el día de ayer se registraron nevadas débiles en los municipios de Xeresa, Vallada, Serra y Ayora, además de la zona de Requena, donde posiblemente aún se pueda ver hoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de febrero de 2003