_
_
_
_

Bono exige obras en su región antes del Júcar-Vinalopó

El Gobierno de Castilla-La Mancha, presidido por el socialista José Bono, abrió ayer un nuevo frente en el conflicto del agua al aprobar un requerimiento al Ministerio de Medio Ambiente para que anule la aprobación del trasvase Júcar-Vinalopó -del que ya puso la primera piedra en noviembre el presidente del Gobierno, José María Aznar- con el argumento de que primero deben desarrollarse las inversiones previstas en esa autonomía, como la consolidación de regadíos en Albacete.

Bono afirmó que en el Plan Hidrológico Nacional (PHN), que incluye las previsiones del plan del Júcar, "está escrito y firmado que antes del trasvase Júcar-Vinalopó han de hacerse las obras necesarias para Castilla-La Mancha. Y no se han hecho estas obras y se inician las del Júcar-Vinalopó".

El portavoz del gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, añadió que es "muy grave" que el ministerio consolide los usos del Júcar en Valencia antes de invertir en el aprovechamiento que corresponde a Castilla-La Mancha -"está empezando la casa por el tejado", dijo-, y advirtió de que puede plantear un conflicto jurídico o jurisdiccional contra la obra del trasvase si el PHN no se desarrolla con consenso o un acuerdo "para normalizar el cumplimiento" del proyecto.

El Ministerio de Medio Ambiente respondió que las obras que se aprobaron en 1998 en el plan del Júcar, "por consenso" y con el apoyo de Castilla-La Mancha, ya están en marcha y las ejecuta la confederación hidrográfica. Además, explicó el ministerio, se ha iniciado la construcción del trasvase al Vinalopó, no la transferencia de agua, por lo que no se incumplen las asignaciones previstas en el plan del Júcar.

Por otro lado, el enfrentamiento político en torno al PHN sumó ayer una nueva iniciativa del PP en apoyo a la concentración convocada por AVA-Asaja para el 2 de marzo, que se concreta en la moción que presentará el Grupo Popular en el pleno extraordinario que celebra la Diputación de Valencia mañana. La moción pide expresamente que se habilite una partida presupuestaria de 200.000 euros para financiar la concentración a favor del trasvase del Ebro.

En Alicante, el presidente de la Diputación de Alicante, Julio de España, añadió un nuevo argumento para defender el PHN al vaticinar que "la supervivencia" de las agrupaciones deportivas de fútbol de la provincia "depende si el agua llega, o no llega". El líder del PP recordó cómo algunas entidades deportivas se financian por la aportación de empresas relacionadas con el agua, informa Ezequiel Moltó. De España agregó que "si no existiera Terra Mítica, la Ciudad de la Luz o Proaguas Costa Blanca y cientos de empresas más no tendríamos clubes deportivos". Al igual que en Valencia, la Diputación de Alicante celebra un pleno extraordinario mañana para aprobar una moción de apoyo al trasvase del Ebro y al PHN, similar a la que se aprobó en las Cortes Valencianas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_