SITUACIÓN POLÍTICA MUNICIPAL

Martín Soler se perfila como candidato del PSOE de Almería tras la renuncia de Cabrejas

El alcalde comunica a la dirección federal que deja la lista por "motivos personales"

El alcalde de Almería, el socialista Santiago Martínez Cabrejas, comunicó ayer al secretario federal de Organización, José Blanco, su renuncia a encabezar la lista municipal en las elecciones locales del 25 de mayo. Como sustituto de Cabrejas, quien alegó "motivos personales", se perfila el secretario general de la agrupación provincial, Martín Soler. Los socialistas negaron que tras el cambio se oculte un conflicto interno, mientras que el propio alcalde aseguró que no ha recibido presiones para adoptar una decisión de la que no facilitó detalles.

Más información

Martínez Cabrejas comunicó ayer en una conversación telefónica al secretario federal de Organización, José Blanco, su decisión de renunciar a encabezar la candidatura del PSOE a la alcaldía de Almería por "motivos personales". En conversación con este periódico el alcalde se remitió al comunicado de 14 líneas remitido por la dirección federal, en el que no se precisa las razones de naturaleza privada que le han llevado a descartar su reelección. "Soy un hombre de partido y tengo un alto concepto de la disciplina. Lo único que puedo decir es que no ha habido presiones", afirmó.

Según fuentes socialistas, desde hace una semana dirigentes de todos los ámbitos territoriales del PSOE -federal, regional y provincial- le habían hecho llegar mensajes al alcalde almeriense de la conveniencia de que dejara paso a otro candidato en la cabecera de la lista, aunque desde el punto de vista reglamentario es la dirección federal la que ha llevado el peso de las conversaciones a partir de la competencia que le dan los estatutos socialistas de decidir las listas y los candidatos de las localidades de más de 50.000 habitantes. "Todos somos responsables aunque el procedimiento lo haya llevado el secretario federal de Organización", afirmó un dirigente.

El argumento que oficialmente ha trascendido y se ha trasladado es que los sondeos cualitativos en poder del partido reflejan un deterioro de la imagen del candidato frente a la fortaleza de la marca PSOE. No obstante, el secretario general del PSOE de Andalucía y presidente de la Junta, Manuel Chaves, rechazó ayer en Sevilla que las encuestas hubiera influido -es más negó que existieron esos sondeos- y aseguró: "Su renuncia se debe a una decisión personal, exclusivamente razones que quedan dentro del ámbito íntimo. Yo no conozco la encuesta y como secretario general debo conocerla, o sea que no debe existir. Quien diga que renuncia en base a una encuesta no dice la verdad".

Los socialistas insistieron ayer en que la decisión no obedece a ningún conflicto interno y apuntaron que de haber respondido a una crisis orgánica, el relevo de Martínez Cabrejas se hubiera planteado en el pasado mes de mayo -cuando se inició el proceso de nominación de los candidatos de las grandes ciudades- y los plazos jugaban a favor del partido. En el caso de las capitales, la historia dice que nunca le ha dado resultado al PSOE cambiar a los alcaldes gobernantes.

De hecho, el PSOE no hubiera impuesto el cambio en la cabeza de la lista, según han comentado varias fuentes, si Martínez Cabrejas no hubiera sido receptivo a los mensajes de renuncia.

Lo prioritario ahora para el PSOE es cerrar cuanto este proceso que ha llevado a un inusual cambio de candidato a tan sólo cuatro meses de las elecciones y "con el menor coste posible". Los datos en poder del PSOE apuntan a que un socialista volverá a presidir la corporación municipal de Almería, donde el PP ha sufrido un fuerte desgaste a la hora de elaborar su candidatura municipal.

El alcalde ya ha comunicado a la dirección federal que seguirá "colaborando activamente" con los socialistas almerienses. Del lado de la dirección provincial también se tiene prisa por no ahondar en la operación de relevo, que tan sólo 24 horas antes fue considerada como un "imposible y un disparate, salvo catástrofe" por el secretario general de los socialistas almerienses.

"Encomiable esfuerzo"

Martín Soler, en un comunicado, se deshizo ayer en elogios hace el alcalde del que destacó su "encomiable" esfuerzo por modernizar la ciudad de Almería, "el reconocimiento a la importante gestión desarrollada" y el "revulsivo" que supuso para la ciudad el que haya gobernado en cuatro de los seis mandatos democráticos municipales. Martínez Cabrejas fue alcalde de Almería desde 1979 hasta 1991, cargo que de nuevo ocupó, gracias a los pactos con IU, en las elecciones de 1999.

La comisión ejecutiva municipal de Almería mantendrá hoy una reunión a las cinco de la tarde en la que se propondrá al aspirante socialista a la alcaldía, propuesta que deberá aprobar la comisión federal de listas. Según todas las fuentes consultadas, Martín Soler se perfila como nuevo cartel electoral, en un proceso en el que no se espera una gran contestación interna habida cuenta del liderazgo que ejerce éste en la agrupación municipal.

El resto de la candidatura se decidirá, según fuentes de la agrupación, "cuanto antes", pese a que en el caso de las capitales en las que gobiernan la dirección federal ha ampliado el plazo de cierre de listas hasta mediados de marzo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de febrero de 2003.