Educación convoca 4.500 plazas para maestros de infantil y primaria

La Consejería de Educación presentó ayer una propuesta pública de empleo docente para 2003 en la que se convocarán 4.500 plazas para maestros de infantil y primaria, oferta que, según apuntó la consejera, Cándida Martínez, "supone la mayor convocatoria" realizada desde que la Junta asumió las competencias educativas en 1986. De las 4.500 plazas, 2.600 están destinadas a los maestros de infantil; 500 para lengua extranjera (inglés); 450 para educación física y 300 para música. Del total, 650 plazas se reservan para la educación especial, nivel en el que se convocan 450 para pedagogía y otras 200 para materias de audición y lenguaje. Martínez explicó que la mayor parte de las plazas se destina al nivel de infantil siguiendo el objetivo marcado de escolarizar a la totalidad de los alumnos de 3, 4 y 5 años.

Asimismo, indicó que las oposiciones para el cuerpo de maestros de infantil y primaria se convocarán oficialmente en marzo y que los exámenes se realizarán en junio, con la idea de que los nuevos maestros tengan ya adjudicada su plaza antes del verano.El 4% del total de las plazas se reservará para personas con minusvalías de grado igual o superior al 33%. La consejera de Educación aseguró que esta convocatoria de empleo no afectará al acuerdo de estabilidad de los interinos cerrado con los sindicatos. Explicó que, en virtud a este acuerdo con los interinos, su departamento "estudia" las modificaciones que se introducirán en el sistema de oposiciones para reducir a dos las pruebas -una oral y otra escrita- y para que se valoren la experiencia de los opositores, tal y como reclamaban los interinos.

Estas explicaciones de Martínez no convencieron al Sindicato Andaluz de Docentes Interinos (SADI), que calificó ayer la oferta de empleo de "venganza" contra los interinos por su "éxito" en las últimas elecciones sindicales. SADI afirma en un comunicado que esta oferta provocará que miles de interinos vayan al paro y que fomentará la movilidad geográfica de otros tantos. También acusan a Educación de no haber debatido con los sindicatos esta propuesta y anuncian acciones de protesta que incluirían la huelga indefinida y la no evaluación de los alumnos. También Ustea mostró ayer sus cuitas ante la decisión de Educación, que asegura sólo servirá para "cambiar a unos trabajadores con experiencia por otros". Educación presentará esta propuesta a los sindicatos en la próxima reunión de la mesa sectorial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 31 de enero de 2003.