Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía solicita cursos antiincendios

Un mes después de la tragedia, el ministro del Interior, Ángel Acebes, no ha acudido aún al Congreso de los Diputados para explicar lo sucedido, a pesar de haber ofrecido el 2 de enero comparecer a petición propia. El pasado día 9 adelantó, en una conferencia de prensa en Málaga, que "sería un error desviar la responsabilidad hacia la policía".

Acebes subrayó que "fue el cabecilla de la expedición quien causó el incendio", pero no explicó por qué estaba junto a los demás inmigrantes, a pesar de que minutos antes de la tragedia ya había sido identificado, según admitió el subdelegado del Gobierno.

El ministro rechazó que haya que cambiar los protocolos de seguridad en las comisarías. Sin embargo, la policía ha pedido a los Bomberos de Málaga que le organicen cursillos antiincendios y le propongan un plan de emergencia, señalan fuentes policiales y municipales. También ha pedido al ministerio máscaras antigás y ha reiterado la solicitud de colchones y mantas ignífugos.

Ya en 2001 el sindicato policial ANPU reclamó un mejor sistema de extracción de humos en los calabozos y un plan de evacuación. Un informe de Bomberos sostiene que las instalaciones preventivas de la comisaría malagueña son "suficientes"; pero el comisario jefe recalca que la norma básica de edificación y protección contra incendios, del año 96, no incluye entre sus hipótesis un incendio intencionado. Tampoco prevé su aplicación en zonas destinadas a detenidos: la norma propone planes alternativos.

El Sindicato Unificado de la Policía (SUP) da una justificación que suena a advertencia: "Las medidas de seguridad de los calabozos de Málaga son las que hay en todas las comisarías". El abogado de una de las víctimas, José Luis Rodríguez, resalta que "en la comisaría malagueña no había plan alguno de emergencia" y habla de "indefensión" de los retenidos ante "el escaso número de efectivos policiales y su falta de preparación para utilizar los medios a su alcance".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de enero de 2003