Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eusko Alkartasuna insiste en reclamar la mediación del 'lehendakari' para lograr un acuerdo de coalición con el PNV

La dirección de Eusko Alkartasuna aún cree posible lograr un acuerdo con el PNV para reeditar la coalición electoral en las próximas elecciones municipales. Gorka Knörr, secretario general de EA, reclamó ayer expresamente a intervención del lehendakari, Juan José Ibarretxe, como mediador en las negociaciones. En la misma línea que el consejero Sabin Intxaurraga, quien el viernes se refirió a Ibarretxe como "una personalidad moral" capaz de desbloquear la falta de acuerdo, Knörr se mostró partidario de hacer "un último y definitivo esfuerzo" en este sentido.

En el PNV, en cambio, consideran que el acuerdo sería "cuestión de minutos" si la ejecutiva nacional de EA aceptase los preacuerdos alcanzados por ambas formaciones a finales de diciembre, según afirmó Juan Mari Juaristi, presidente del PNV de Guipúzcoa.

Juaristi volvió a defender un pacto global con el fin de crear "escenarios de confusión" y evitar que Euskadi se convierta en "una especie de archipiélago" con acuerdos parciales "en este ayuntamiento sí y en aquel no". El dirigente peneuvista aprovechó ayer para presentar a Joxe Joan González de Txabarri como candidato a diputado general de Guipúzcoa tras ser elegido por unanimidad en las 48 asambleas municipales. González de Txabarri, en la actualidad diputado en el Congreso, esbozó las líneas maestras de su programa electoral, de corte "europeo", y anunció su deseo de nombrar un diputado específico encargado de la calidad en la gestión foral.

El candidato del PNV también expresó su deseo de que "todo el nacionalismo democrático vaya unido" a las elecciones municipales y forales del 25 de mayo. En este sentido, el parlamentario José Antonio Rubalkaba, miembro de la comisión negociadora peneuvista, consideró "una maldad" achacar la ruptura de las conversaciones a un giro táctico de su partido para preparar acuerdos a medio plazo con los socialistas, como han venido sugiriendo dirigentes de EA, entre ellos el ex lehendakari Carlos Garaikoetxea y Rafael Larreina. el presidente del PSE-EE alavés, Javier Rojo, desmintió tajantemente cualquier posibilidad de acercamiento con la actual política del PNV.

Por su parte, el parlamentario de suspendida Batasuna, Arnaldo Otegi, afirmó ayer que el PNV y EA están dando "un espectáculo vergonzoso y lamentable" ante la sociedad vasca, porque estos dos partidos "sitúan en la palestra política la gran discusión: el reparto de alcaldes y concejales", lo que a su juicio "causa bochorno y es de vergüenza ajena".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de enero de 2003