Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bilbao retirará el reloj de los taxis que le costó 360.000 euros instalar

El Ayuntamiento de Bilbao retirará el reloj que controla la jornada de los 774 taxistas de la capital tras una sentencia judicial que lo considera ilegal. La supresión del aparato de control, cuya instalación en los vehículos fue pagada íntegramente por el consistorio con un coste de 360.000 euros, no será inmediata y se esperará a la aprobación de una nueva normativa reguladora del trabajo de los taxistas.

Responsables del área municipal de Circulación y las dos principales asociaciones de taxistas de Bilbao se reunieron ayer tras la reciente sentencia del Tribunal Superior vasco, que respondía a una demanda de un grupo de profesionales contrarios a la regulación de 12 horas diarias, en vigor desde octubre de 2001. El fallo impide la colocación del reloj porque carece de la autorización de la Jefatura de Tráfico.

El consistorio no pidió este permiso en el largo proceso de puesta en marcha de la regulación horario, iniciado hace más de cinco años y que es un sistema novedoso en España. Un portavoz de los taxistas dijo ayer que sólo cuatro profesionales han suprimido el reloj tras el fallo. Admitió que todavía desconocen cómo se controlará el horario, aunque una opción es a través del taxímetro, que se detiene una vez transcurridas las 12 horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de enero de 2003