CONTESTADOR AUTOMÁTICO DE EL PAÍS MADRIDCartas al director
i

Reajardinen la Gran Vía

- Operación Alcantarillas. "Les telefoneo con preocupación por el estado en el que se hallan las alcantarillas en numerosas calles de Madrid", dice Manuela. "Sus bocas muestran en muchísimas ocasiones que se encuentran llenas de hojarasca. Con estas lluvias, los problemas que se originan son enormes, ya que, al inundar las calzadas, ponen en peligro a automovilistas y, sobre todo, a motoristas. No estaría de más que lo mismo que existe una Operación Asfalto se programara una operación denominada Alcantarilas Libres, o así".

- Pavimentación penosa. "Es verdaderamente penoso el estado general de la pavimentación de la mayor parte de las calles de la ciudad", dice Ángel. "Me temo que el control de calidad que correspondería realizar al Ayuntamiento o no se pasa o bien las contratas no hacen ningún caso. Invito a cualquier autoridad municipal a que diga a los ciudadanos dónde, en el casco urbano de Madrid, hay diez calles sin problemas de agrientamientos, cuando no de hundimientos, desmenuzamiento del firme, arrugas y ondulaciones, erosión y otros muchos. Creo que este asunto es lo suficientemente grave como para que se programe una acción firme, que sería bien recibida por todos los madrileños", señala.

- Ahorro de agua. "Aquí aún nadie parece valorar lo que tenemos y lo que, si escaseara, nos causaría problemas terribles", dice Leonor. "Me refiero sobre todo al agua, porque todavía hay bocas de riego que manan y manan sin que nadie ponga remedio al desperdicio de ese bien. El hecho de que vivamos una etapa lluviosa no significa que el agua potable, de manera mecánica, crezca. Por eso, las campañas de ahorro de agua deben proseguir incluso en fases lluviosas. En cuanto a las bocas de riego, su abandono creo que es fruto de la privatización del sector. No parece que el Ayuntamiento esté dispuesto a pagar nóminas a los empleados públicos, pero sí parece listo para pagar una factura elevadísima del agua que se desperdicia".

- Innoven el metro. "El metro no es sólo un trazado y pare usted de contar", dice Juan Pedro. "Yo creo que los nuevos trazados han de permitir la innovación tanto de las máquinas para el transporte de viajeros como de las instalaciones y circuitos de las estaciones. Me parece que algunos diseñadores de nuevas estaciones no se han esforzado demasiado en ahorrar esfuerzos inútiles a los usuarios, sobre todo por los enormes trayectos que hay que recorrer a pie por las enormes rampas que deben ser salvadas mediante escaleras. Creo que la prisa política por hacer más y más líneas, con réditos electorales, va en detrimento de la calidad del servicio", sentencia.

- Más exposiciones al aire libre. "Echo de menos que los jardines y parques de Madrid no incluyan exposiciones al aire libre como las que en ciudades con menos sol que la nuestra, bastante menos, por cierto, se hacen constantemente", se lamenta Paz. "La verdad es que aquí todas esas exposiciones lucirían mucho y no todo puede agotarse con las ferias del libro, que están muy bien pero no abarcan todos los aspectos tratables".

- ¿El mismo halcón? "El pasado mes de noviembre me hallaba con mi hijo mirando por el balcón de mi casa, cerca de la Puerta de Toledo, un quinto piso, cuando, con verdadera sorpresa, vimos a un halcón planeando enfrente de nosotros", cuenta María Dolores. "Volaba a pleno gusto suyo y nos quedamos perplejos al comprobar cómo se hallaba a sus anchas en Madrid. Les cuento esto al ver su reportaje sobre un halcón que vigila Madrid en torno a la Gran Vía, por lo cual creo que se trata del mismo ejemplar, ya que siguió luego la línea del río, presumiblemente en dirección a Rivas Vaciamadrid, donde su reportaje dice que, probablemente, anida".

- La Gran Vía, desangelada. "Noto la Gran Vía como desmochada, empedrada, laminada, desangelada y casi sin vegetación", se lamenta Marcos. "Es una pena que el aspecto que presentan otras grandes calles madrileñas como la Castellana, que a veces parece un bosque, -cuando a Parques y Jardines no le da por talar-, no se dé en la gran arteria de la capital. Y creo", añade, "que valdría la pena un proyecto complementario al ya hecho y dotarla de vegetación abundante".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 22 de enero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50