El TSJ investiga a Ciscar por el caso del patio del Embajador Vich

La actuación de Consuelo Ciscar, subsecretaria de Promoción Cultural y Museos de la Generalitat Valenciana, sobre el Convento del Carmen, en concreto sobre el traslado de las piezas del antiguo patio del Palacio del Embajador Vich, está siendo investigada por la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

Fue la asociación de vecinos La Boatella quien denunció ante la Fiscalía la posible comisión de un delito después de que Ciscar decidiera llevar los elementos renacentistas del monumento al Museo de Bellas Artes. El fiscal jefe, Enrique Beltrán, ha decidido, como corresponde de oficio salvo raras excepciones, abrir diligencias de investigación penal por un posible delito de destrucción del patrimonio histórico.

La asociación La Boatella presentó la denuncia ante el TSJ el pasado 12 de diciembre, después de que en julio advirtiera de los hechos. En ella, entre otras cosas, solicitaba la paralización inmediata de las obras que se realizan en el complejo histórico -especialmente protegido dada su condición de Bien de Interés Cultural (BIC)- y que se investigara la eliminación de elementos renacentistas del monumento, la responsabilidad del arquitecto director Salvador Vila y del servicio de custodia, en manos de la empresa Provinen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 22 de enero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50