Reportaje:

El número de dentistas se dobla en una década

El Colegio de Odontólogos denuncia que algunas clínicas someten a sus pacientes a tratamientos innecesarios

El 73% de la población catalana no visitó a ningún dentista en 2002, lo que contrasta con el meteórico aumento de profesionales en los últimos 10 años, que han pasado de 1.303 colegiados en 1990 a 3.250, según datos del Colegio de Odontólogos de Cataluña (COEC). El Libro Blanco sobre la odontología en Cataluña prevé que el número de dentistas seguirá creciendo porque se abren nuevas facultades de esta especialidad.

El COEC alerta en su Libro Blanco sobre la proliferación de gabinetes odontológicos que priman la productividad y los beneficios por encima de la salud bucal de la población. El presidente del COEC, Josep Lluís Navarro, denunció ayer que "muchos dentistas, por orden de empresarios o intermediarios, se ven obligados a hacer tratamientos más agresivos", de modo que su labor se parece a "una cadena de producción donde sólo se busca la rentabilidad". Navarro anunció que el nuevo código ético del colegio será un "arma fuerte para detectar desviaciones" que pueden generar una crisis de confianza entre el paciente y el dentista.

De 1.303 profesionales en 1990 se ha pasado a 3.250 a principios de año

La principal causa del aumento de profesionales es el elevado flujo de titulados extranjeros, que suponen el 32% de los colegiados que ejercen en Cataluña. El año pasado se presentaron a las pruebas para convalidar títulos extranjeros más de 300 candidatos, por lo que el Colegio de Odontólogos cree que hay que elevar el nivel de requerimientos evaluando la competencia profesional de cada dentista además de realizar la actual prueba teórica.

El COEC ha advertido un rejuvenecimiento de la profesión, ya que ahora se requieren menos años de estudios. También se observa la progresiva incorporación a ella de las mujeres, que suponen el 36% de los dentistas catalanes, porcentaje que hacia 2010 será del 50%.

Pese a que los niños que visitan al dentista son apenas el 26%, se subraya el descenso de los casos de caries infantil. Así, los escolares catalanes de 12 años libres de caries representan el 53%, cifra que alcanza el 70% entre los niños de seis años. El colegio cree que habría que lograr que el 60% de los niños se sometieran a una revisión anual, como en Navarra y el País Vasco, donde la asistencia odontológica es gratuita. En esa línea, el órgano colegial reclama que la sanidad pública financie o cofinancie los tratamientos bucales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS