Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIAS

Los televisores, más grandes y planos

Los televisores se hacen más grandes, más planos y empiezan a tener un precio relativamente asequible. Dos tecnologías se imponen, la LCD y la LCOS, mientras que la de plasma aparece relegada a medio plazo entre los sistemas de retroproyección y de cristal líquido, según se vio en la feria CES.

Samsung y Sharp hicieron un gran despliegue de televisores LCD de muy reducido espesor y elevada calidad de imagen, comparable a la del tubo convencional, con tamaños de hasta 52 pulgadas de diagonal (132 centímetros). Estas pasadas navidades se podían ver distintos modelos en las tiendas españolas, aunque los que se han visto en Las Vegas tienen más resolución y relación de contraste de hasta 800 a 1.

Sharp prevé vender en Estados Unidos un televisor LCD de 37 pulgadas y formato de pantalla alargado por 9.000 dólares y el de 22 pulgadas, por 3.000 dólares. Fue el pasado mayo cuando Samsung puso a la venta el primer televisor LCD de 40 pulgadas de diagonal. Ahora, la medida se ha ampliado hasta 52 pulgadas, lo que da idea del desarrollo de esta tecnología. El precio para estos tamaños gigantes es desorbitado.

Cristal líquido sobre silicio

Frente a la tecnología LCD, que es la empleada en los monitores de ordenador aunque optimizada para visualizar imágenes en movimiento, Philips y LG mostraron en Las Vegas la denominada LCOS (cristal líquido sobre silicio). Se trata de una tecnología de retroproyección con un único panel que destaca por su gran calidad de imagen y fidelidad de color y precio contenido.

En la tecnología LCOS, la electrónica que gobierna los cristales líquidos se ha separado del panel y al proyectarse no aparece la estructura reticulada característica de otros retroproyectores. Esto hace, según Philips, que se mejore la calidad de imagen hasta un punto intermedio entre los televisores LCD y de plasma. El peso también se reduce, porque el modelo de 55 pulgadas pesa unos 37 kilogramos.

Philips venderá a partir del segundo trimestre los televisores LCOS de 55 y 44 pulgadas en Estados Unidos y unos meses después lo hará en Europa. La compañía también prevé comercializar a lo largo de 2003 televisores LCD de 42 y 52 pulgadas.

También habrá este año mayor diversidad de grabadoras de DVD de sobremesa y a un precio situado entre los 600 y 700 dólares en el mercado estadounidense, al que habrá que añadir el IVA en Europa.

Pioneer, Panasonic, Philips, Toshiba y Thomson eran algunas de las empresas que mostraban grabadoras con y sin disco duro en los tres formatos actuales: DVD-RAM, DVD-RW y DVD+RW. Sony enseñaba su grabador para ordenador que es compatible con DVD-RW y DVD+RW. Los sistemas integrados de cine en casa, que van aparejados con los televisores de gran formato, también estaban muy presentes en la feria de Las Vegas. Philips, incluso, mostraba un sistema de cine en casa con grabador de DVD.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de enero de 2003