Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARTE

'Zombie & Mummy' combina la estética del cómic clásico con la crítica social

Zombie es un muerto viviente. Su inseparable compañera Mummy es una momia. Juntos protagonizan el último proyecto para la web del Dia Center for the Arts de Nueva York, que desde 1995 encarga y produce obras de net.art para su colección.

Zombie & Mummy es una serie de cómic en la línea de las que tienen éxito desde hace décadas los diarios americanos. Cada lunes, hasta el 30 de marzo, los autores del proyecto, Olia Lialina y Dragan Espendschied, publicarán en Internet una nueva historieta que se puede ver también en las agendas electrónicas.

Los dibujos, que recuerdan un poco los de las películas de Tim Burton, también han sido realizados en un Palm Pilot con el programa Telepaint, en blanco y negro sin matices de gris. "Actualmente los aparatos inalámbricos constituyen una de las tendencias más importantes de la investigación tecnológica", afirma la rusa Lialina, una de las pioneras del net.art.

MÁS INFORMACIÓN

En cada entrega, Zombie & Mummy se enfrentan a un aspecto de la sociedad de la información que los margina y los hace incapaces de ejecutar los "deberes" de la cultura digital. Quieren formar un grupo de hip-hop, pero la carrera de Mummy como DJ se ve truncada por sus vendas que se lian con los discos.

También tienen problemas para programar una página web (Zombie no consigue quitar el subrayado de los enlaces y Mummy no encuentra las tipografías del antiguo Egipto), y realizar otras acciones más o menos cotidianas.

Cada historieta, mezcla de cultura gótica y digital, se compone de unas cuatro o cinco viñetas, enmarcadas en un escenario de colores brillantes o en una página web que sintetiza el conflicto de los protagonistas. Los guiones son minimalistas y los textos escuetos, acompañados por una musiquita inquietante de comedia negra de los años 50.

Nadie se salva de la mirada irónica y desencantada de Lialina y Espendschied, ni del poderoso ZKM, uno de los principales centros dedicados al media art, que protagoniza una de las entregas más recientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de enero de 2003