Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA NOTICIA EN LA RED

Lula moviliza todos los recursos de Brasil para el programa 'Fome Zero'

El plan contra la pobreza del nuevo presidente brasileño incluye dar títulos de propiedad a los millones de habitantes de las favelas que rodean a las grandes ciudades del país, como Río de Janeiro y Sao Paulo

Números de teléfono, Ejército movilizado, llamamiento a los terratenientes... Luiz Inácio Lula da Silva se ha propuesto dar de comer a unos 40 millones de brasileños, un cuarto de la población que está hambrienta o desnutrida. Es el programa Fome Zero (Hambre Cero), que persigue que no haya un solo brasileño sin desayunar, sin comer y sin cenar. "Cuando todos coman, habré cumplido mi misión en la vida", confesó Lula. Y, para eso, incluso ha pedido ayuda al Ejército para que reparta alimentos, y ha suspendido la compra de nuevos aviones militares.

"El triunfo de Lula es la mejor noticia en América Latina desde la Revolucion Cubana. Desde aquí muchos argentinos miramos a Brasil para seguir su ejemplo de dignidad, aunque como argentino dudo mucho de que haya un dirigente que este a la altura de Lula", explica Carlos en el foro de Terra.

En la página Canalsolidario.org preguntan a los internautas si el presidente Lula podría convertirse en la esperanza de América Latina. Un 72% de los encuestados considera que sí. Según cuentan en la web de Tierramerica.net, el plan de Lula Fome Zero "es totalmente novedoso en América Latina, pues apunta no sólo a superar coyunturalmente el hambre de un país, sino a poner en marcha programas estables para crear empleo y áreas productivas".

Pero no todos están contentos con el proyecto. Las críticas señalan que es exagerado afirmar que haya 4o millones de brasileños sin nada que comer, que lo que hay, dicen, es desnutrición; otros señalan que lo primero es asegurar las tres comidas al 100% de la población escolarizada. También se ha criticado la forma de encarar esa lucha, como la distribución de bonos para adquirir alimentos. Según explican en Tierramerica, estos bonos representan un retroceso por ser un mecanismo burocrático que favorece la corrupción.

¿Cumplirá Lula sus promesas?, preguntan en la web de la BBC. Una pregunta que está en la mente de todos. "Demasiado bonito para ser cierto, aunque en realidad sería un bonito sueño el del futuro presidente del Brasil. Ojalá todos los presidentes de países con el índice de pobreza alto se propusieran que todos sus ciudadanos pudieran hacer tres comidas al día", afirma Eva. De momento, y según explica el sitio Vivafavela.com.br, ya se han recaudado en cinco días 1.500 toneladas de alimentos. Vivafavela es una web que nació en julio de 2001 para cubrir en Internet las necesidades y los intereses de estas comunidades pobres. Entre sus servicios, ofrecen dirección de correo gratuito.

Vivafavela, que pertenece a la ONG Viva Rio, ha abierto una encuesta en la red para sondear la opinión de sus visitantes sobre la propuesta de Lula de legalizar las favelas. Un 87% ha respondido que el proyecto supone elevar estos barrios a la categoría de la ciudadanía.

La idea del presidente brasileño es la de otorgar títulos de propiedad a los millones de habitantes de esta chabolas levantadas de forma ilegal en torno a las grandes ciudades. Con esa legalización saldrán a la luz millones de personas, porque si tienen una propiedad, también tienen un domicilio y si tienen un domicilio, existen.

En el terreno del equipamiento informático de la administración, el Gobierno de Lula ha anunciado que apostará por el software libre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de enero de 2003