La contaminación del Rumblar llega al Parlamento y al Congreso

PP y PSOE se han enzarzado en un cruce de acusaciones mutuas en torno a las responsabilidades por la contaminación de las aguas del pantano del Rumblar, que motivó que ocho pueblos de Jaén permanecieran sin abastecimiento durante las pasadas Navidades. La diputada autonómica del PP, Isabel Garzón, ha solicitado la comparecencia en el Parlamento andaluz de los consejeros de Salud y Agricultura, Francisco Vallejo y Paulino Plata, respectivamente, pues considera que "la Junta no actuó de manera preventiva, pese a que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ya había detectado problemas similares en otros puntos de Andalucía".

Además, Garzón, que ha registrado dos preguntas orales en Comisión dirigidas a los consejeros, pide explicaciones sobre los controles que la Junta lleva a cabo en la utilización en el campo de productos fitosanitarios nocivos para la salud. Y es que, considera "inadmisible" que la Consejería de Salud no hubiera advertido los altos niveles de terbutilazina y simazina en las aguas del Rumblar. "La pregunta que todos nos hacemos ahora es cuánto tiempo han estado las aguas contaminadas, sin que nadie lo advirtiera", aseguró Garzón.

Por su parte, el diputado socialista por Jaén Sebastián Quirós ha solicitado la comparecencia del secretario de Estado de Aguas y Costas en la comisión de Medio Ambiente del Congreso. Quirós afirma que la CHG "ha decidido eludir sus responsabilidades, confundir a los ciudadanos y confrontar con las Administraciones para eludir su obligación de suministrar agua de calidad". Quiros insta al PP a que no utilice a la CHG para "avivar la llama de la confrontación política".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 15 de enero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50