Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álex Ubago y Juanes, triunfadores de los Premios Amigo 2002

La entrega de los galardones se celebró ayer

En un alarde de sobriedad marcada por la crisis, la AFYVE (Asociación Fonográfica y Videográfica Española) entregó ayer en Madrid los Premios Amigo 2002. Álex Ubago, en la categoría de españoles; Juanes, en la de latinos, y Bruce Springsteen, en la categoría de internacionales, recibieron la mayor parte de los premios en una especie de celebración que no fue tal, al quedar reducida a la mínima expresión por la crisis que vive el sector. Virgin pidió la anulación del proceso de votación.

Nada más lejos de la fastuosidad y el pretendido glamour de anteriores ediciones; esta sexta edición de los Premios Amigo resultó extraña en todo. En primer lugar, no se retransmitió por televisión. En segundo lugar, el recinto escogido fue el Palacio de Cristal de la Arganzuela, un enorme invernadero situado al lado de la M-30 de Madrid. En tercero, los invitados se redujeron a los artistas que recibían los premios, personal de las casas de discos más grandes, medios de comunicación y poco más.

El vasco Álex Ubago fue premiado como mejor artista masculino y artista revelación; su disco de debú, ¿Qué pides tú?, fue reconocido como el mejor álbum del año pasado.

En el ámbito latino, el colombiano Juanes recibió también tres galardones: al mejor solista masculino, al artista revelación y por su último álbum, Un día normal.

Otro de los premiados fue la veterana Marta Sánchez, que consiguió el premio a la mejor solista femenina, mientras que su par latino se lo daban a Shakira.

En cuanto a grupos, fueron premiados los catalanes Estopa y los mexicanos Maná. Las Ketchup, vehículo vocal para la canción que más relevancia ha dado a la música comercial española el año pasado, Aserejé, recibieron otras dos distinciones: la de grupo revelación español y la de artista revelación femenina.

A Niña Pastori le correspondió el galardón destinado a los artistas flamencos. Por último, el grupo chileno La Ley obtuvo, pese a su veteranía, el galardón al mejor grupo revelación latino.

En cuanto a los artistas de habla no hispana, Bruce Springsteen fue ratificado como el más importante para la industria musical con dos premios: el de mejor álbum del año, por The rising, y el de mejor artista internacional. El premio al mejor artista revelación fue para la cantante de R & B, Alicia Keys.

Asimismo, se otorgó otro premio de honor al Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, por la labor de su departamento en la lucha contra la piratería discográfica.

Ni un canapé, ni una copa, ni una actuación... Tan sólo frío a la vera del Manzanares en esta no-gala de entrega de premios que, según sus presentadores, los periodistas Concha García Campoy y Juan Ramón Lucas, había optado por esta sobriedad para protestar por el daño que la piratería discográfica está haciendo a la industria. Tanto ambiente desangelado no empañaba, sin embargo, la alegría de los triunfadores, quienes comentaban lo encantados que se sentían con los premios recibidos.

Álex Ubago se refería al hecho del especial valor que suponía el galardón en un año de crisis: "Entre la piratería y otras cosas, la verdad es que la cosa está mal. Por eso lo valoro de modo especial. Pero no hay que confundir música con comercialidad; son cosas distintas, aunque a veces coincidan. Aunque haya crisis en el negocio, no la hay en la música que hacen los músicos".

Juanes expresaba su "agradecimiento a los fans por este reconocimiento a mi trabajo y al de un montón de gente en este año que ha sido increíble". Para Marta Sánchez, también lo era, porque ella misma confesó en el momento de recibirlo que era el primero que le daban "en 20 años de carrera".

Denuncia de Virgin

Virgin emitió ayer un comunicado en el que denuncia que en las listas de candidatos remitidas a los jurados no se incluyó a sus artistas (entre ellos, Amaral, José Mercé, Mónica Molina, Vieja Trova Santiaguera, Pepesito Reyes y Jorge Drexler). Virgin pidió la suspensión de la entrega de los premios y la anulación del proceso de votación, "al entender que en la presente edición no se ha respetado el principio de igualdad entre los distintos candidatos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de enero de 2003