Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La entrada en política de Ana Botella | PRECAMPAÑA ELECTORAL

Ana Botella despierta controversia en el PP

Mientras la cúpula del partido en Madrid defiende su llegada, cargos medios creen que restará votos

Madrid / Valladolid
La irrupción de Ana Botella en la candidatura de Alberto Ruiz-Gallardón a la alcaldía de Madrid ha generado posiciones contrapuestas dentro del PP. Mientras la cúpula del partido en Madrid sostiene que los beneficios se notarán a medida que avance la campaña y que la gente la vaya conociendo, los cargos medios del partido se quejan de que haya ocupado un puesto de privilegio en la lista y dudan de su preparación para asumir la Concejalía de Servicios Sociales. Por su parte, el PSOE asegura que la presencia de Ana Botella refrenda la idea de que la candidatura de Ruiz-Gallardón lleva el sello de Aznar, "una marca en declive". IU lamenta que se hable de Ana Botella en vez de hacerlo sobre la política municipal.

La candidatura de Ana Botella en el tercer puesto para la alcaldía de Madrid ha creado posiciones enfrentadas dentro del PP madrileño. Mientras los máximos dirigentes, como Alberto Ruiz-Gallardón, aspirante a alcalde, o Pío García Escudero, vicesecretario del partido y amigo personal de Botella, declaran que se trata de un gran fichaje, otros cargos del PP en Madrid no disimulan su enojo por lo que consideran una incorporación que "restará" más de lo que puede sumar.

"Con los nombramientos de Ana Botella y Adolfo Suárez Illana [candidato a la presidencia de Castilla-La Mancha], el partido le transmite a toda una generación el mensaje de que de poco sirve trabajar mucho y bien porque al final tiene más importancia el linaje", aseguran los críticos, fundamentalmente cuadros medios del PP. En cambio, la posición oficial es que Botella sólo sumará, "porque no genera rechazos ni entre los votantes de otros partidos".

"Algunos del partido que ni miraban a Gallardón, desde que llegó Ana le pelotean"

"Con Botella y Suárez Illana, el partido da la idea de que poco vale trabajar mucho y bien"

Un político muy próximo a Ruiz-Gallardón recalca las ventajas que aportará Botella: "Su llegada le ha dado a Gallardón un inesperado respaldo en el partido. Algunos que antes ni le miraban, ahora corren a hacerle la pelota, y sólo porque está Ana". Esta fuente admite: "La relevancia de Botella en la campaña trascenderá lo municipal porque los periodistas le han dado un impresionante tirón. Cualquier cosa que diga saldrá, y va a tener el foco muy encima, sobre todo si mete la pata".

Pío García Escudero, presidente del PP madrileño y coordinador de la campaña electoral para el 25 de mayo, también defiende que Botella sumará votos: "Eso lo comprobaremos el 25 de mayo. Pero los que conocemos a Ana sabemos lo mucho que vale y lo mucho que conoce de servicios sociales. Y la gente se dará cuenta cuando la vaya viendo actuar".

¿Por qué va Botella tercera en la lista, detrás de García Escudero, y no segunda? "Ella pidió expresamente no ir segunda", señala García Escudero. "¿Y por qué tiene que ir tercera en vez de quinta o séptima?", se preguntan algunos colaboradores de Gallardón. El propio candidato a alcalde respondió ayer: "El tercero es el número que indica claramente su importancia en la candidatura".

Pero dentro del propio Gobierno que preside Ruiz-Gallardón son varias las voces que expresan su disconformidad. "Servicios Sociales es una de las carteras más difíciles en cualquier municipio. ¿Por qué tiene derecho ella a hacerse con ese puesto? ¿Porque haya visitado muchos hospitales y niños enfermos...? ¿Qué otros méritos tiene? Le va a quitar protagonismo al que de verdad gana votos, que es Gallardón", asegura un miembro de su Gobierno. Pero Ruiz-Gallardón responde así a esta cuestión: "La política no es una cuestión de protagonismos y el efecto de Ana será estupendo".

La versión oficial del PP es que "el apoyo del partido a Ana es total desde siempre". Subrayan que "desde hace años tiene que decir que no a múltiples invitaciones del partido para participar en diversos actos" y que la forma que tiene de contar las cosas, "directa, sincera y con un lenguaje que todo el mundo entiende", hace que la gente la respete. En algunos "viajes complicados", recuerdan las citadas fuentes, "como los de Girona, Lleida o Las Hurdes o, hace unos años al País Vasco, obtuvo una buena acogida por parte de todo el mundo".

Desde la dirección del Partido Popular se niega que Ana Botella vaya a tener un papel estelar por ser mujer del presidente: "No quiere ponerse delante de nadie ni de nada. Y no va a ir de florero: defenderá sus opiniones, que son las del partido de toda la vida", indican fuentes próximas a Botella.

De momento, ya dispone de un despacho en la sede central del partido, en la calle Génova, y le han asignado una secretaria, aparte de la ayudante personal que ya tiene, y dos colaboradores fijos: Jorge Rodrigo, como jefe de gabinete procedente de la asesoría jurídica de la Asamblea de Madrid, y Marta Villarubia, una periodista del gabinete de prensa.

¿Por qué Ruiz-Gallardón decidió incluirla en las listas? El presidente de Madrid indicó ayer que Aznar le propuso el puesto de candidato a la alcaldía de Madrid en julio y que en septiembre él le pidió a Ana Botella que se uniera a su candidatura.

Pero varios de sus colaboradores no le creen así: "Gallardón se repetirá todos los días delante del espejo que la idea ha sido suya y que es una idea estupenda. Pero no ha sido así. No le hacía ninguna falta incluirla en las listas. Ni siquiera para aspirar a la sucesión, porque desde el momento en que Aznar le pide ser el candidato a la alcaldía ya le devuelve a Alberto el protagonismo que el propio Aznar le había quitado. Y desde ese momento, a Alberto lo único que le viene bien para ser sucesor es sacar los mejores resultados posibles en Madrid. Y Ana Botella le va a perjudicar", indica el mismo cargo del PP.

"Hay mucha gente de la izquierda ilustrada", continúa esta fuente, "que no quiere votar a Trinidad Jiménez porque creen que es una pija. Y esa gente ya no votará a Alberto. En cuanto a eso de que Botella contribuirá a consolidar el voto más conservador, es absurdo. ¿Es que Alberto no puede consolidarlo haciendo varios guiños?", pregunta esta fuente.

La estrategia de esperar hasta esta semana para revelar su entrada en la lista tampoco es entendida en círculos próximos a Ruiz-Gallardón: "Es evidente que cuando Alberto hizo pública esa invitación es porque le iba a decir que sí. Si no, el ridículo hubiese sido estrepitoso", explican.

En cuanto al supuesto cariz centrista que presentó Botella el pasado jueves cuando habló de la familia y de repartir los costes de la maternidad entre hombres y mujeres, un cargo del PP en Madrid señala: "¿A qué familia se refiere cuando habla de la familia? Porque Alberto ha hecho un esfuerzo para que los homosexuales tengan derecho a adoptar niños. ¿Se refiere a esas familias? ¿Y qué hará con la píldora del día siguiente que se distribuye en centros sanitarios municipales?".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de enero de 2003