Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Mediafora | EMPRESA

El 'profe' está en Internet

Una empresa sevillana crea páginas 'web' para la formación en la red

Desde el ordenador de su propia casa, un alumno de la Universidad Hispalense puede ya cursar a través de Internet algunas asignaturas de libre configuración, que le serán evaluadas en la propia red por su profesor; puede realizar sus consultas y plantear sus dudas a un universitario más experimentado que él dispuesto a ofrecerle su ayuda; e incluso está en disposición de conocer virtualmente a compañeros suyos, tanto de la propia universidad sevillana, como de la Complutense o de la Politécnica, ambas en Madrid.

Ya está en marcha, desde el curso 2001-2002, y es el proyecto estrella de una joven empresa sevillana, Mediafora, dedicada a la creación de páginas web para impartir cursos a distancia a traves de la red. Sus clientes son, desde las citadas universidades, que han creado un auténtico campus virtual al que no tardarán en sumarse nuevos centros y en impartirse nuevas materias; hasta la Junta de Andalucía, que ha contratado este año sus servicios para dar cursos de formación ocuopacional sobre nuevas tecnologías; pasando por todo tipo de instituciones y empresas interesadas en las posibilidades de internet para explotar la teleformación, la educación a distancia en la red.

"Es un sector emergente y nosotros nos hemos colocado en él con antelación"

Sistemas de teleformación

Los creadores de esta joven empresa, constituida en 1999, son Tomás Muruaga, de 36 años y licenciado en Derecho, y Jorge Tarrés, de 35 años y biólogo. Ambos desarrollaban ya sus carreras profesionales en el mundo de la formación convencional cuando, hace cinco años, tuvieron la idea de crear una empresa propia para "facilitar la implantación de sistemas de teleformación y el acceso a las nuevas tecnologías", recuerda Muruaga. "Después, añadido al proyecto inicial, también nos hemos metido en nuestros propios proyectos de teleformación, no sólo en trabajar los de los demás", añade Tarrés.

"Internet no llegó a España hasta 1996, con Infovía. En 1998, pensar en teleformación era una utopía. Pero ahora, es un sector emergente y nosotros nos hemos colocado en él con antelación", señala, optimista, el biólogo.

El mercado demanda los servicios de empresas como Mediafora tanto para la creación de herramientas informáticas específicas para el desarrollo de cursos por internet, como para la adaptación de contenidos y métodos educativos a la red, como para impartir los propios cursos directamente.

¿En qué consiste uno de esos cursos? ¿Cómo se imparten? ¿Qué aporta una empresa como Mediafora? Tarrés y Muruaga, en su oficina y ante un ordenador conectado a la red, dan una clase práctica al redactor.

Ejemplo: Fides, una fundación para dar soporte a las empresas de economía social, aquellas que que actúan con valores de solidaridad y cohesión social, recurrió a Mediafora para crear una página web desde la que impartir un curso para directivos y directivas de este tipo de sociedades. En realidad, el sitio es soporte de unos contenidos que se imparten de forma semipresencial. El material educativo se entrega en mano pero su estudio, las prácticas y las consultas se realizan todas a través de Internet.

"En julio nos plantearon sus necesidades y en dos meses, para arrancar el curso en septiembre, ya teníamos una solución y un diseño del sitio", explica Tarrés. El resultado es un sitio web al que los alumnos entran mediante una clave de acceso que se les asigna la pagar la matrícula.

Campus virtual

En la página a la que acceden se les ofrece un auténtico campus virtual, un completo portal que permite multiples posibilidades al estudiante.

"Sobre todo, son de destacar las posibilidades que el alumno tiene de interconexión con otros compañeros", señala Muruaga. El usuario conectado es como si estuviera en clase. Tiene a su disposición contenidos lectivos, como material de las asignaturas o casos prácticos resueltos, puede hacer consultas a los profesores y compartir dudas y soluciones con el resto de estudiantes; justo como si estuviera presente en un aula con varias decenas de personas más, pero desde la comodidad de su casa o la practicidad de su lugar de trabajo.

Además, la página de este curso para directivos y directivas ofrece una biblioteca, con contenidos para descargar al ordenador del usuario y con vínculos a otras páginas con información; y un novedoso sistema de evaluación. El sitio tiene un apartado en el que hay tanto simulaciones de pruebas para que el alumno calibre sus propios conocimientos, como un lugar donde dejar sus pruebas ya definitivas para que sean evaluadas. A vuelta de correo, el estudiante recibe sus evaluaciones.

La comunidad virtual que se crea en la página desarrollada por Mediafora es lo más parecido a una clase, sólo que el profe está en Internet.

Datos de interés

EmpleadosCinco (ocho en 2003)Facturación120.000 euros. Previsión de 250.000 euros en 2003ProducciónTeleformación

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de diciembre de 2002

Más información