La campaña navideña de Cáritas denuncia el riesgo de padecer exclusión social

Cáritas Diocesana de Barcelona centra su campaña de Navidad en el problema de la exclusión social. La asociación benéfica quiere que la población tenga presente que cada vez es más fácil caer en el pozo de la pobreza, un riesgo al que se expone sobre todo la gente joven, afectada por la precariedad laboral y la carestía de la vivienda. El lema de la campaña es claro: Podrías ser tú. La exclusión nos incluye a todos.

En los últimos cuatro años se ha producido un gran incremento de las demandas de ayuda, hasta el punto de que el número de casos atendidos ha aumentado el 40%. En concreto, 20.582 personas solicitaron la ayuda de Cáritas en 2001. Este año, además, se ha prestado apoyo a más de 12.000 inmigrantes, una cantidad muy superior a la habitual. El responsable de comunicación de Cáritas, Luis Miguel Luna, recuerda que "una persona en plenitud de derechos y recursos puede pasar a ser pobre de la noche a la mañana por el mero hecho de quedarse en el paro y no poder costear su hipoteca".

Para luchar contra la exclusión social, Cáritas organizará mañana una colecta en las parroquias de la diócesis de Barcelona. Las aportaciones de los voluntarios también pueden efectuarse en sendas cuentas corrientes de La Caixa y el Banc de Sabadell.

Paralelamente a la captación de recursos, la organización ha articulado una campaña informativa centrada en los estudiantes. Luna reclama "huir de los clichés y los prejuicios que pueden llegar a marginar a otra persona". Con estos fines se han distribuido entre los estudiantes y el profesorado guías sobre "las causas de la exclusión social y los colectivos más proclives a padecerla, como los jóvenes, los parados y los inmigrantes".

La Navidad es la mejor época para sensibilizar a la población: "La gente responde porque nos ponemos en el lugar de quien no tiene nada". La organización humanitaria propone un "consumo responsable, muy distinto del consumismo excluyente". En estos días Cáritas también recibe juguetes para niños y regalos para la tercera edad. Asimismo recoge alimentos donados por particulares, empresas agroalimentarias y restaurantes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS