Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Demanda de la Fundación Andrés de Ribera contra Rafael Román

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Jerez ha admitido a trámite una demanda presentada por los patronos municipales de la Fundación Andrés de Ribera (FAR) contra el presidente de la Diputación Provincial de Cádiz, Rafael Román, y el responsable del área de Cultura de la citada institución provincial, Juan García, ambos patronos también de la citada institución.

Los representantes del Ayuntamiento de Jerez en la citada fundación, entre ellos el propio alcalde de Jerez, Pedro Pacheco, acusan a Rafael Román y al diputado Juan García, de haber incumplido un compromiso por el cual el gobierno provincial tenía que haber aportado meses atrás una cantidad de 1,8 millones de euros destinada a la financiación de los Museos del Vino y el Tiempo.

En su argumentación en la demanda presentada ante la juez encargada del caso, los patronos municipales aseguran que los problemas de funcionamiento que, según denuncian, venía padeciendo la Fundación Andrés de Ribera se debían en gran parte a la falta de liquidez provocada por los impagos de la Diputación gaditana, a la que hacen responsable del retraso que se acumuló en la apertura al público de los museos.

Auditoría

El alcalde de Jerez anunció ayer que la próxima semana dará a conocer una auditoria encargada por el municipio que demostrará el "estado calamitoso" que presentaba la fundación cuando decidió asumir la presidencia de la misma, que en aquel momento ostentaba Rafael Román, el su calidad de presidente de la Diputación. Según Pedro Pacheco, el ente se encontraba sumido en un "caos total" que obligó a la intervención municipal.

Juan García tildó ayer de "descerebrada" la actitud del Ayuntamiento jerezano y negó la existencia de un convenio que obligara a la Diputación de Cádiz a aportar el dinero que se reclama.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de diciembre de 2002