Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otras 3 internas denuncian el trato en la casa de acogida de Castellón

El miedo a las "represalias" evita que se disparen las quejas

Los casos de mujeres que además de sufrir malos tratos en su vida privada han soportado un tratamiento indigno en la casa de acogida de Castellón aumentan poco a poco. Aunque el miedo a las represalias evita que se disparen los casos, según confiesan las internas, tres mujeres más, que se unen a las dos que previamente habían denunciado una situación insostenible, acaban de aportar testimonios en la misma línea.

Tres internas más de la casa de acogida de mujeres maltratadas de Castellón han denunciado el trato indigno al que son sometidas en el centro. El grupo municipal socialista del Ayuntamiento de la capital de La Plana ha recibido tres nuevos testimonios, que se unen a los dos de las mujeres que ya habían expuesto sus quejas.

"El hecho de que el Partido Popular [que gobierna en el Ayuntamiento de Castellón] asegure que sólo hay una interna descontenta mientras que el grupo socialista ya tiene constancia de cinco testimonios pone de manifiesto algo tan sencillo como que uno no puede ser juez y parte en un mismo asunto", ha señalado la edil Josefina Gimeno.

"Estoy recibiendo un trato indigno, incluso he llegado a querer suicidarme por la presión que estaba recibiendo (...). La presión era tal por parte de las educadoras que hubo un momento en el que pensé que estaba volviéndome loca (...). Cuanto más trabajas fuera de casa, más tareas te ponen en el centro", relata una de las misivas llegadas al grupo socialista. "Si me preguntan por qué no he hablado antes, pues porque todas tememos represalias (...)", añaden.

En las cartas, según indicó Gimeno "se habla de trato frío y distante, indiferente e irónico, por parte de las personas que atienden la casa y de los responsables políticos; de falta de afectividad y comprensión, lo que dificulta la autoestima y la recuperación psicológica, social y laboral de las víctimas".

Escasez de ropa y comida

Sin embargo, no son éstas las únicas carencias que denuncian las mujeres que decidieron dejar sus hogares y a sus maltratadores para ingresar en el centro de acogida. La ropa y los alimentos son otras de las cosas que escasean.

"Cuando veo los anuncios contra la violencia doméstica y dicen a las mujeres que dejen su casa, me echo a llorar por mí y por todas las mujeres que han estado aquí y prefirieron volver que aguantar todo esto", dice otro de los testimonios.

Por todo ello, el grupo socialista hará llegar las cartas al Grupo Parlamentario Socialistas-Progresistas de las Cortes Valencianas con el objetivo de que "se consiga la creación de una Comisión de Investigación en el Parlamento, ya que la Consejería de Bienestar Social se niega a ordenar una actuación de la Inspección de Servicios que aclare las posibles irregularidades y negligencias ocurridas en la casa y el alcalde de Castellón, José Luis Gimeno se niega a instar a la consejería a realizar dicha inspección".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de diciembre de 2002