El informe pericial afirma que Núñez y Navarro dejó de pagar a Hacienda 6,6 millones

Un informe redactado por los peritos de la Administración Tributaria y entregado a la juez que investiga la supuesta trama de corrupción en la cúpula de la Inspección de Hacienda en Cataluña asegura que las empresas del grupo inmobiliario Núñez y Navarro dejaron de ingresar al erario público 6,61 millones de euros (1.099 millones de pesetas) entre los años 1993 y 2001.

Los peritos, según informaba ayer El Periódico de Catalunya, explican que las empresas del ex presidente del FC Barcelona Josep Lluís Núñez Clemente eludieron 3,70 millones de euros al considerar que de las reinversiones del margen comercial queda exento el 35% de la base imponible. Los otros 2,85 millones corresponden al perjuicio derivado de la revalorización en las transmisiones de inmuebles entre empresas del mismo grupo con el precio aplazado.

Un portavoz de Núñez y Navarro aseguró ayer que los abogados de la empresa presentarán un contrainforme al juzgado por discrepar totalmente de los criterios contables de los peritos. Las mismas fuentes explicaron que la empresa ha recurrido contra cuatro de las actas inspectores a las que se refiere el informe pericial ante el Tribunal Administrativo de Cataluña, que ya ha dictado sentencia favorable. "Lo importante es que Hacienda ya ha reconocido que todas las operaciones patrimoniales de la familia Núñez y Navarro fueron correctas", recordó el portavoz, que añadió que los peritos no aluden en el informe a la liquidación de IVA. El grupo Núñez y Navarro está compuesto por unas 150 empresas, en 30 de las cuales esa familia no tiene la mayoría del capital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS