Noruega prohibirá fumar en bares, restaurantes y todo local público

El Gobierno espera que la norma entre en vigor en enero de 2004

El Gobierno de centro-derecha noruego ha anunciado una enmienda legislativa para prohibir fumar en bares, restaurantes, discotecas y todos los lugares cerrados donde se reúnan más de dos personas a partir del 1 de enero de 2004. Los fumadores sólo tendrán dos espacios disponibles para ejercer su hábito: sus casas y la calle.

Si la propuesta llega a buen término, Noruega se convertirá en el primer país del mundo en imponer una prohibición total de fumar en lugares públicos, según afirmó ayer el Ministerio de Sanidad en un comunicado. "El objetivo principal es proteger a los empleados, pero también a los clientes, del tabaquismo pasivo", explicó Dagfinn Hoeybraaten, responsable de Sanidad de ese país. "Sabiendo los daños que provoca el tabaco, sería una enorme negligencia no hacer algo para que los empleados puedan trabajar en un entorno libre de humo", declaró Hoeybraaten. Su propuesta será examinada por el Parlamento en la sesión de primavera.

Aunque existen leyes muy restrictivas contra el tabaco en varias provincias y ciudades de Estados Unidos, Canadá y Australia, aún no existe ninguna prohibición total de fumar en público en ningún país del mundo. Entre 350 y 550 no fumadores mueren cada año en Noruega a causa del tabaquismo pasivo, según estima el Gobierno de ese país.

El Ejecutivo noruego presentó ayer el plan -que ya había esbozado en abril pasado- tras una ronda de consultas cuyo resultado fue muy favorable. Casi todos los sectores y asociaciones consultados manifestaron su apoyo al proyecto de prohibición, incluidos los sindicatos y la patronal. El ministro de Sanidad espera que el Parlamento examine y vote la propuesta en la próxima primavera, lo que permitiría que la norma entrara en vigor el 1 de enero de 2004.

El partido en el Gobierno sólo cuenta con 65 de los 165 escaños en el Parlamento, pero espera conseguir el apoyo de los partidos Laborista y de Izquierda Socialista. Los portavoces de estos dos grupos, sin embargo, aseguraron ayer que aún no han tomado una decisión.

Los bares y restaurantes noruegos ya están obligados a tener áreas reservadas a los no fumadores a las que no llegue el humo desde el resto del local, pero los propietarios se quejan de que esa norma es difícil de cumplir.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS