Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las retenciones del nuevo IRPF se aplicarán desde la nómina de febrero

La paga a las madres con hijos menores de tres años comenzará el 15 de febrero

Los trabajadores tendrán que esperar a la nómina de febrero para notar en sus retenciones la rebaja del IRPF que entrará en vigor en enero. Según Hacienda, se da margen para que el Consejo de Ministros apruebe el Reglamento del IRPF, antes de finales de año, y para que las empresas adapten sus sistemas informáticos. La rebaja que correspondería al mes de enero se absorberá a lo largo del año, según Hacienda, y en conjunto ascenderá al 11% como media.

Aunque el esquema de las retenciones es igual al del pasado año -las empresas hacen una especie de predeclaración de la renta a sus trabajadores con los datos personales que éstos suministran- varían algunos límites y las cuantías del mínimo personal y familiar. Por ejemplo, habrá nuevos límites para la obligación de retener según el estado civil, los ingresos del cónyuge o el número de hijos. Las cantidades retenidas durante el año que viene se descontarán a mediados de 2004 cuando se presente la declaración.

También el 15 de febrero las madres que trabajen fuera de casa y tengan hijos menores de tres años comenzarán a percibir la paga de 100 euros mensuales previsto. La solicitudes para percibir esa paga se podrán presentar "después de Reyes" por teléfono, vía Internet (www.agenciatributaria.es) o de forma personal en las oficinas de la Agencia Tributaria. Habrá que rellenar un impreso (modelo 140), con los datos personales y de la cuenta corriente.

Hacienda iniciará durante la segunda semana de enero una campaña informativa con envío de cartas y habilitará un teléfono de información (901 33 55 33) y otro para la solicitud de la paga (901 200 345). Se estima que unas 500.000 mujeres podrán beneficiarse de esa ayuda de 100 euros mensuales por cada hijo menor de tres años y por cada mes que se haya trabajado. Para disfrutar la paga durante un año el requisito es haber cotizado a la Seguridad Social por 1.200 euros, incluida la cuota patronal y del trabajador, así como las bonificaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de noviembre de 2002