Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Puntualizando a Miguel Durán a propósito del juego

Este periódico ha recogido un par de artículos cruzados entre el señor Miguel Durán y un servidor. Más allá del estilo del señor Durán, de sus insinuaciones malévolas, quisiera puntualizar un par de elementos por considerarlos demagógicos y zafios.

El señor Durán insinúa que mis críticas a las políticas del juego de la Generalitat ponen en peligro 80.000 puestos de trabajo. Considero este argumento falso y mezquino. He osado solicitar tan sólo una política basada en el interés general que no perjudique al ciudadano ni a los empresarios que no comparten intereses con el señor Durán.

Asimismo Miguel Durán afirma que he blandido palabras vejatorias para con su persona y condición. Nada más lejos de mi intención. Triquiñuelas las de un señor, como Durán, que está dolido porque el Parlament frustró un reglamento para las tragaperras que le beneficiaba.

Afortunadamente, señor Durán, hay mucha gente trabajando por el interés general. Lamento que ello le irrite hasta el punto de escribir artículos tan escasos en argumentación como prolijos en descalificaciones. Hoy, usted ya no es creíble.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de noviembre de 2002