OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Hornimeco puntualiza

Tras las noticias publicadas en diversos medios sobre la situación de Hormimeco, debo formular las siguientes puntualizaciones.

1º Hormimeco es una empresa de vanguardia en el sector de prefabricación. Su actual estado de suspensión de pagos se ha debido fundamentalmente al inadecuado diseño de la modalidad crediticia elegida para su financiación. La falta de créditos de tesorería y otros instrumentos financieros, debido a la rigidez del llamado "project finance", provocó la asfixia de la empresa, pese a que en el primer ejercicio facturó obras por cerca de 15 millones.

2º La suspensión de pagos, presentada en abril, ha tenido por objeto buscar una solución definitiva a los problemas financieros de la empresa. Y es lo que ha ocurrido el 30 de octubre de 2002 con la transmisión de diversos activos en empresas de prefabricación de Gadeinsa (incluida Hormimeco) al grupo gallego Puentes y Calzadas. Esta empresa, convertida ahora gracias a esta transmisión en uno de los principales grupos de prefabricación de España, procederá al inmediato levantamiento de la suspensión de pagos de Hormimeco y a la reanudación de sus actividades productivas.

3º Hormimeco no ha recibido ninguna subvención de ninguna Administración pública. Por otra parte, Capital Riesgo de Madrid, empresa gestionada por Caja Madrid, mantiene intacta su participación en el capital de Hormimeco, sin haber sufrido pérdida patrimonial alguna.

4º No es cierto que el juzgado de Alcalá investigue una presunta estafa de Hormimeco, sino la denuncia formulada contra el administrador único de la sociedad por el impago de una deuda de unos 60.000 euros a 14 trabajadores, deuda que por su carácter privilegiado será abonada sin lugar a dudas antes del levantamiento de la suspensión de pagos.

5º Por último, el 14 de febrero de 2002 cesé en todos mis cargos ejecutivos dentro de Hormimeco, por lo que desde entonces no he tenido nada que ver en la gestión. El intento de mezclar mi nombre, que aparece siempre con la coletilla de "hijo del diputado del...", con la denuncia de una presunta estafa de 60.000 euros en la que nada tengo que ver, sólo puede responder a otras finalidades que cualquiera puede comprender.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de noviembre de 2002.