Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas amplía la investigación en los fabricantes de neumáticos

La Comisión Europea anunció ayer que sus inspectores se han presentado por sorpresa en las sedes de seis compañías en Francia, Alemania, Italia y España que se dedican a la producción de carbono negro para la fabricación de neumáticos para vehículos, ante la sospecha de que estén llegando a acuerdos ilícitos para repartirse el mercado. Bruselas amplía así la investigación abierta hace algo más de un mes contra esta industria por presunto cartel por la fijación de precios del caucho.

La inspección por sorpresa se produjo hace tres días. Bruselas evitó ayer identificar a las compañías afectadas para evitar entorpecer el curso de la investigación. "Estamos en la fase preliminar; aún no se puede suponer la culpabilidad de ninguna de ellas", señalaron las fuentes de la Comisión Europea. Ahora, los servicios de la competencia deben analizar la "abundante" información recabada durante las inspecciones.

El carbono negro es un componente que se usa en la producción de neumáticos para endurecer el caucho. Si tras la investigación, que puede durar varios años, se constata que existió el cartel, se podrán imponer multas equivalentes al 10% de los ingresos de las empresas involucradas.

La Comisión Europea está siendo muy severa en la lucha contra los carteles. La próxima semana, el regulador europeo tiene la intención de imponer cuantiosas multas contra la francesa Lafarge, la británica BPB y la alemana Knauf por formar un cartel en el sector de la construcción. Además, los ministros de Industria de la UE tienen previsto aprobar el próximo martes la reforma del reglamento antimonopolio, en vigor desde 1962.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de noviembre de 2002