Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FOTOGRAFÍA DIGITAL

Marcelino Iglesias: 'Apetece ver las fotos inmediatamente'

Al presidente de Aragón le envían imágenes de los baches de las carreteras

'Para hacer buenas fotos hay que madrugar. En la montaña, por la mañana, con la humedad del rocío, el color se eleva como cuando se le echa sal al guiso', dice Marcelino Iglesias (Bonansa, Huesca, 1951), presidente de Aragón.

Iglesias maneja una cámara digital desde hace tres años. 'Es una afición para pasar el rato. Me gusta hacer fotos cuando voy al pueblo. Me apetece guardarlas, aunque, a veces, cuando ves el resultado, te das cuenta de que es necesario tirar muchas fotos'.

Al presidente aragonés no le importa andar unos kilómetros para conseguir una fotografía. 'Me gusta mucho describir dónde están las cosas. Fotografío detalles de un arquillo ciego o de un clavo de una puerta, pero es necesario enmarcarlos en un conjunto que describa dónde están. Para hacer esa foto, en muchas ocasiones, es necesario andar media hora. Ésa es la diferencia: para lograr un primer plano se puede llegar con el coche, pero para situar el monumento en el entorno es necesaria una pequeña excursión'.

Iglesias cree que la fotografía digital tiene muchas ventajas. 'Ves la foto inmediatamente, que es lo que te apetece. Además, permite estudiarlas y repetirlas'.

'Octubre es idóneo para hacer estas fotos', dice mientras muestra unas fotografías en el ordenador. 'Ahora ya sé cuál es el encuadre que busco, el punto exacto desde dónde tengo que disparar, pero quiero hacerlas a una hora determinada. No me satisfacen y las quiero mejorar'.

'Cuando tenga tiempo' es la frase que más repite Iglesias en la entrevista. Desde que es presidente de Aragón sólo puede ir a Bonansa, un pueblo de 100 habitantes, una vez al mes. 'Siempre pienso que cuando deje la vida política haré una inmersión en este mundo para sacarle más posibilidades. Sé que sólo aprovecho un 1% de lo que se puede hacer'.

Repasar con Photoshop

Antes revelaba en blanco y negro. Ahora le gusta aplicar a las fotografías algunos efectos del programa Photoshop. 'De las posibilidades que teníamos con la ampliadora a las que ofrece Photoshop hay mucha diferencia'. Por el momento, no piensa cambiar de cámara. 'No me preocupa estar a la última. El objetivo es retener las cosas que has visto. Es algo así como una segunda memoria que guardas en el ordenador'.

Iglesias envía fotografías por correo electrónico, y también las recibe por este medio 'Tengo un amigo que me envía fotos de los baches que se encuentra por la carreteras'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de octubre de 2002