Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Del Retiro

El Ayuntamiento se ha unido a los nuevos aires del Gobierno en materia de seguridad y va a crear varias plazas dentro de la policía local. Una magnífica noticia si no fuera porque el trabajo de los policías resulta poco efectivo y de escaso celo profesional, lo más seguro porque así se lo requieren sus superiores.

Un ejemplo: el castizo parque del Retiro, en pleno centro. Hay mafias que están en todas las puertas y plazas, dispuestas todos los días a venderte drogas. Su osadía llega a insistirte hasta la saciedad si miras a uno de ellos en respuesta a sus reclamos.

Y no sólo a mí; no les importa comprometer a niños con tal de vender su mercancía, y lo consiguen. La policía, tanto local como nacional, se limita a patrullar, les miran, incluso en algún caso hacen la vista gorda cuando negocian con algún cliente. Lo normal es que estos individuos se dispersen rápidamente y les huyan cuando se les acercan los policías a ritmo cansino y, si alguno se queda en el sitio, es posible que incluso le pidan los papeles.Rutina, simple rutina y cumplir el expediente. A lo mejor es parte de la remodelación del Retiro: obras en el estanque y alrededores y permiso de venta de drogas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de octubre de 2002