Fotonoticia:

La huelga en Italia paraliza la industria, pero no los servicios

Trenes, aviones y transporte local, además de los núcleos industriales del norte, fueron los sectores más afectados por la huelga general convocada ayer en Italia por la CGIL, el principal sindicato. Cientos de miles de personas se manifestaron en 120 ciudades contra los presupuestos de 2003 y la reforma del mercado de trabajo (en la foto, concentración en Turín). En escuelas, bancos y oficinas postales el seguimiento fue menor. Al paro se sumaron entre un 75% y un 100% de los trabajadores, según la CGIL. Empresarios y Gobierno hablaron de un 25% a un 30%. Las críticas más duras a los huelguistas llegaron de los otros dos sindicatos, CISL y UIL, que no suscribieron la convocatoria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de octubre de 2002.