Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La Venus de Iluro

Hallada en Mataró una escultura romana del siglo I

Cada excavación en el subsuelo de Mataró saca al descubierto nuevos restos del pasado romano de la capital del Maresme, la antigua Iluro. Pero la última pieza arqueológica hallada destaca, además, por su gran valor artístico. Se trata de una escultura del siglo I, de tamaño natural, que representa a la diosa romana Venus -la Afrodita griega-, realizada en mármol blanco de gran calidad. Bautizada como la Venus de Iluro, fue hallada casi por casualidad durante una intervención arqueológica en la zona de Can Xammar, en el centro del municipio.

Cuando sólo quedaba una semana para finalizar estos trabajos, el equipo de arqueólogos de la empresa Atics descubrió una fosa romana que fue utilizada como vertedero durante el siglo VI. En su interior se encontraron varios fragmentos de la escultura, de la que se han podido recuperar el busto, una parte del torso, algunos fragmentos del brazo y el vestido, y un pequeño delfín. Este último detalle ha permitido identificar la figura como Venus, que a menudo se representa junto a este animal marino como alegoría de su nacimiento en las aguas del mar.

La Venus de Iluro está realizada en mármol blanco de origen griego y podría tratarse de una copia romana del siglo I de un modelo griego del siglo IV antes de Cristo, de la etapa helenística. Con toda probabilidad la escultura fue importada por un potentado de la época y se destinó a decorar una de las estancias de los baños públicos de Iluro. Quim Garcia, director de las excavaciones, ha calificado de 'excepcional' el hallazgo por su 'acabado exquisito' y por la dificultad de encontrar figuras de mármol entre los restos romanos de la ciudad. Según García, la figura también permite confirmar que los restos descubiertos con anterioridad en Can Xammar corresponden a los baños públicos de la antigua Iluro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de octubre de 2002